miércoles, 19 de enero de 2011

Un recuerdo del 2007

En el verano del 2007 estuve pasando unos días con Aurora en Santiago de Compostela.

Siempre aprovechamos para ver a la familia e ir a comer a algún sitio buena comida gallega.

Pasear por sus centenarias calles, disfrutar de su especial ambiente, y tomar algún vino en esos lugares tan llenos de encanto que conocemos.

Sobre todo pasar unos días de disfrute tranquilo y charlar con los peregrinos. Muchas veces ocurre que te encuentras en Santiago a personas con las que antes has estado en León o en otro sitio ¡y hay que celebrarlo! Un recuerdo especial a unos peregrinos mejicanos con los que coincidimos un día comiendo.

Dios quiera que podamos seguir yendo a Santiago de Compostela todos los años. La primera vez que fui, allá por 1977, aún permanece en mi recuerdo, y la evoco a cada paso que por sus benditas piedras.

Hasta siempre Campo de las Estrellas de Colores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario