domingo, 19 de junio de 2011

De El Acebo a Ponferrada.

Ayer tuvimos una tarde estupenda en El Acebo, se pudo cenar contemplando una preciosa puesta de sol y después dormir con el aire fesquito de la montaña berciana. A primera hora desayunar y comenzar a caminar.  Parada en Riego de Ambrós a hacer fotos. La mañana fresca y luminosa invitaba a caminar y también a pararse en cualquier rincón a tomar fotos.



Un largo descenso que machaca las piernas. En Molinaseca paramos un buen rato a la orilla del río a tomar un refresco pues el día invitaba a pasear y descansar. Mucho bicigrino aquella mañana encontré bajando de Foncebadón.




Apenas llegar a Ponferrada y tras encontrar acogida en el albergue parroquial de San Nicolás o del Cármen, una buena ducha y lavar la ropa. Después recorrido turístico por la ciudad y comer un estupendo lechazo al horno regado por el mejor vino del Bierzo. ¡O uno de los mejores!



Pasé la calurosa tarde en el albergue y al bajar el sol, volví a la parte antigua de Ponferrada, a disfrutar de sus caldos estupendos y las tapas de todo tipo que se pueden encontrar hasta la hora de irse al sobre.


Los hospitaleros estaban bastante cansados y alguno totalmente fundido. Una buena cena ¡y a dormir!

No hay comentarios:

Publicar un comentario