martes, 13 de marzo de 2012

Entrevistando a Jose Vicente Casado. Meteoritos.

     Para empezar, he leído que buena parte del oro y minerales preciosos provienen de meteoritos caídos hace miles de millones de años; y también que la vida originaria o buena parte de ella proviene también del espacio. ¿Qué puede haber de cierto en todo esto?
R.- La verdad es que esta pregunta me hace hablar de otra cuestión que no tiene nada que ver con los meteoritos. En mi vida me han hecho más de 200 entrevistas y creo que no son más de 10 las que han puesto lo que yo he dicho, en el resto los periodistas tienden a malinterpretar a confundir y a destacar aquello que ellos quieren aunque no se ajuste a la realidad, así el tema es más atractivo para el público general. Salvo aquellos casos en que oímos algo de primera mano o cuando las entrevistas son publicadas en su integridad,  no deberíamos de creernos ni el 5 % de lo que los medios publican y menos aún en cuestiones científicas, los periodistas, no lo olvidemos,  son "de letras".
Todos los elementos de nuestra Tierra y de nuestro Sistema Solar excepto el hidrógeno, se formaron en los procesos de fusión nuclear que hacen brillar las estrellas, los elementos más pesados se formaron en grandes estallidos que sucedieron en estrellas gigantes al final de sus "vidas". Esos elementos estaban casi en su totalidad en la nebulosa que dio lugar a nuestro Sistema Solar  y estaban en nuestra Tierra desde su origen. Lo que querían decir los astrónomos y que alguien escribió de forma incorrecta,  es que los elementos de mayor peso atómico, como el oro o el uranio, se formaron en estrellas mucho más grandes que nuestro Sol, los procesos de mezcla de materiales interestelares en nuestra galaxia los trajo hasta aquí, pero desde luego no llegaron en meteoritos.
En cuanto a la vida, por muchas especulaciones que haya, no se ha encontrado en ningún lugar excepto en la Tierra, sí que hay muchos meteoritos en los que abunda el agua y las moléculas orgánicas como los aminoácidos, pero muy lejos de la complejidad de la materia viva. El agua y las moléculas esenciales para la vida,  abundan en el Universo y es posible que algún día se encuentre algún tipo de vida simple en las cercanías de nuestro Sol, pero si hay vida más compleja, lo difícil es dar con ella por lo inmenso de nuestro Universo.
De momento creo que se está buscando vida inteligente en la Tierra ;-)



Se afirma que los meteoritos son restos de estrellas que explotaron mucho antes del nacimiento del sol en galaxias que ya no existen ¿Tú que opinas?
R.- Las galaxias que vemos a través de los telescopios están demasiado lejos para que nos llegue desde ellas nada más que luz y radiación, desde luego nunca materia.
Lo que sí que hay en algunos meteoritos, son partículas que se formaron en estallidos de grandes estrellas próximas a la nebulosa a partir de la que se formó nuestro sistema solar. Se han identificado en meteoritos, al menos tres tipos de elementos que no se pudieron formar en nuestra nebulosa y podemos saber provienen al menos de una estrella gigante roja y de dos supernovas diferentes. Con el tiempo descubriremos más partículas provenientes de otras estrellas. Cuando tenemos un meteorito en nuestras manos, tenemos las partículas más antiguas y más lejanas que podremos ver y tocar en nuestra vida.

Los meteoritos que se encuentran hoy día pueden haber caído hace cuatro días o cuatro mil millones de años; son una especie de historia del tiempo reducida a pedruscos que nos hace pensar en el origen del universo y su trayectoria hasta nuestros días ¿Tienes alguna teoría personal al respecto?
R.-Los meteoritos son un ladrillo más en la interpretación que la ciencia hace sobre nuestro universo, pero desde luego aportan muchísimo a nuestro conocimiento. Los meteoritos nos cuentan mucho sobre el origen y la evolución de nuestro Sistema Solar, desde hace unos 4.500 millones de años hasta la actualidad, pero no nos pueden decir casi nada desde el origen del Universo hasta esos 4.500 millones de años.
Todos tenemos nuestras ideas e interpretaciones personales en algún aspecto concreto, pero desde luego creo que lo que más se ajusta a la realidad es la interpretación que la ciencia hace, además esa interpretación se va ajustando a medida que hay nuevas pruebas y datos.
Lo que hago es leer mucho e intentar comprender con los ojos de la ciencia el origen y la evolución del Universo, es nuestra propia historia. Hay gente que dedica su vida a interpretar un solo dato o ajustar un resultado en alguna parcela de la ciencia, cualquiera puede disfrutar ese dato en lo que tarda en leerlo, hacer interpretaciones personales me parece presuntuoso.



Me parece interesante reseñar que a finales del siglo XVIII, como indicas en tu libro, todavía científicos tan importantes como Lavoisier, el padre de la  química, negaran la posibilidad de que existieran “piedras caídas del cielo”. Recuerdo que hasta las navidades de 2010 todavía los científicos negaban la posibilidad de la existencia de planetas extrasolares. ¿No ponemos demasiadas barreras a la posibilidad de encontrar y aprender algo nuevo? ¿No te has sentido alguna vez un poco Galileo ante la curia romana cuando hablas de fósiles y meteoritos?
R.-La "ciencia oficial" no existe realmente, existe un método científico y lo que no se ajusta a ese método, no es ciencia, es creencia. Hay científicos ejemplares en algunos temas, que luego creen en tremendas tonterías y están más cerca de los echadores de cartas que de la ciencia seria. Conozco médicos muy buenos que no creen en la evolución Darwinista, lo que viene a ser como si un cura que oficia misa fuera ateo.
Lo que sí parece claro es que dentro de un cuerpo de conocimiento bien establecido hay muchas cosas para las que tenemos que tener la mente abierta, por ejemplo para el tema de los planetas, sabemos hace más de 20 años con pruebas fehacientes que hay planetas extrasolares, que alguien diga lo contrario, solo demuestra su ignorancia o su prepotencia. Yo creo que prácticamente todas las estrellas tienen sistemas de varios planetas a su alrededor, es algo que pienso por los procesos de formación a partir de acreción de nubes interestelares, pero es algo que creo yo y no tengo pruebas para demostrarlo, si estoy equivocado o no, el tiempo lo dirá. Hoy la ciencia dice que no lo sabe todavía, pero los sistemas de observación mejoran día a día y en unos años lo sabremos con seguridad. También hay que distinguir entre ideas o propuestas más o menos coherentes o chorradas que se le ocurren a algunos después de una mala noche.


¿Encontraremos algún día un meteorito con muestras claras de vida extraterrestre?
R.-No es imposible, pero la probabilidad es mínima. La vida necesita unas condiciones muy concretas, y en el espacio esas condiciones no se cumplen excepto en lugares tan infrecuentes como nuestra Tierra.
Otra cuestión es que la vida que se haya podido desarrollar en otro lugar será muy diferente de la que hay en nuestro planeta. La probabilidad además de que llegue en un meteorito y sobreviva a la entrada a miles de grados de temperatura en nuestra atmósfera es casi igual a cero.
Creo que la vida de tipo simple puede ser abundante en el Universo, pero la vida inteligente como la conocemos es muy improbable, si a eso añadimos las enormes distancias entre estrellas y galaxias, la posibilidad de conocerla es casi igual a cero. Me gustaría pensar lo contrario, pero creo que la humanidad está sola a efectos prácticos en la inmensidad del espacio y del tiempo.

Y por último, ¿qué se siente viajando por todo el mundo buscando meteoritos? ¿Hasta cuándo vas a seguir buscando pedruscos raros? ¿Buscas algo en especial?
R.-En lo breve de nuestras vidas creo que hemos de hacer aquello que nos hace felices. He dedicado mi vida a buscar minerales, fósiles, meteoritos y a observar el cielo,  a través de ellos he intuido como es nuestro mundo y disfrutado mucho haciendo algo diferente a la mayoría. Buscar estos pedruscos tiene sentido en cuanto puedo contribuir a la interpretación que la ciencia hace del Universo, a fin de cuentas, yo soy una parte del mismo. El resto de cosas me parecen triviales.
Lo que busco es el conocimiento, que para mí, es uno de los pilares de la felicidad, aunque para la mayoría de las personas lo sea de lo contrario.
http://litos.net/


Jose Vicente Casado tiene una preciosa exposición ahora mismo en el Museo de La Siderurgia y la Minería de Sabero, León, que estará abierta hasta septiembre.


El día 24 presentará el libro Meteoritos en el Museo de Sabero y mas tarde, el 3 de mayo en el Museo de la Ciencia de Valladolid.
http://www.litos.net/tienda/

2 comentarios:

  1. Amena entrevista. Interesantes preguntas. Respuestas sinceras con la sencillez de un buen divulgador científico.
    Hikergoer.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario; el libro es verdaderamente interesante y nada especulativo.

    ResponderEliminar