lunes, 23 de abril de 2012

De Markina a Gernika. Una preciosa etapa por el Camino del Norte.

Amaneció completamente cubierto y la lluvia no cesaría en todo el día, pero aún así esta fue la etapa que más me gustó; sin desmerecer a las demás. Después de desayunar en un bar cercano al albergue comencé a caminar por la carretera saliendo de Markina dirección Bolívar.

Antes de llegar a Iruzibieta paré para fotografiar la imagen de Nuestra Señora de Erdotza. Una pequeña capilla al lado de la carretera. En vez de meterme por el camino del monte seguí por la carretera. Para evitar un poco el barro.

Después hay un bonito tramo hasta llegar a Bolívar. Solar patrio del revolucionario hispano americano Simón Bolívar. Muy bonito y bien conservado este tramo del Camino.

Como no encontré nada abierto comencé la subida al Monasterio de Zenarruza por un senderín que te sube muy rápido y con unas vistas estupendas. Se tarda menos de media hora en llegar al Monasterio.

Al llegar a Zenarruza paré primero en el bar del albergue que hay cercano al Monasterio para tomar un café y comprar una botella de agua. Aunque no pare de llover en todo el día no por eso hay que dejar de tomar líquidos. Se te olvida y luego das unos bajones tremendos. En más de una ocasión he encontrado peregrinos con síntomas claros de lo que los ciclistas llaman "una pájara". Solución: beber abundantemente.
Después estuve haciendo unas fotos por el Monasterio y como no vi un alma por allí continué monte arriba para continuar la etapa.

Sigues subiendo por un bonito sendero entre pinares hacia el Alto de Gontzegarai. Pena de día, con tanta lluvia. Gracias a la pequeña cámara que llevaba y al paraguas pude hacer alguna foto.

El camino hacia Munitibar tan pronto te lleva por carreteras, por caminos, atravesando fincas particulares, por caminitos que te hundes en el barro hasta las rodillas. En fín, un encanto.

Al fin hice una parada en una iglesia dedicada a San Miguel; no recuerdo el nombre del lugar. Estaría como a mitad de camino hacia Gernika.

A partir de aquí me lié bastante y no sé muy bien por donde hice la etapa. Me quedan las fotos de recuerdo pero no los nombres de los lugares.

Me parece que esta foto es de la plaza de Munitibar; pero también podría ser Aldaka o algún otro lugar.

Después subes a un monte y en lo alto te encuentras la iglesia de Santiago Apóstol de Aldaka.
A partir de este punto subes y bajas por caminos y montes durante horas y horas y más vale que no te pierdas. El problema no era tan solo la lluvia si no una niebla a ratos persistente, así que no pude hacer más fotos de estos bonitos montes vascos.

El caso es que sobre las 3 de la tarde estaba en Guernica y aún llegué a tiempo para comer en un estupendo restaurante; que tiene el mismo nombre de la villa.

Por la tarde, paraguas en ristre, pude pasear y fotografiar algunos lugares de tan bonita villa.

Se puso frío aquella tarde y no cesaba de llover. Apenas pude hacer más fotos y preferí ir a ver el partido de fútbol por los bares del centro. Guardo un estupendo recuerdo de esta etapa y de la villa de Guernika.

No hay comentarios:

Publicar un comentario