martes, 11 de marzo de 2014

Ponferrada, una ciudad de contrastes.

Este pasado fin de semana pude disfrutar de una nueva visita a la preciosa ciudad de Ponferrada; con unas fotos os quiero animar a conocerla o, si estáis de paso, parar a conocerla. Merece la pena, no os defraudará.

Una de las cosas que más llaman la atención al llegar a Ponferrada es el castillo que mandó levantar Don Pedro, Conde de Lemos, en el siglo XV. En 1.507 los Reyes Católicos arrebataron el castillo a los sucesores de Don Pedro, que se habían sublevado, y pasó a ser durante siglos propiedad de los reyes de España.

Muy cerca del castillo se encuentra la Basílica de la Encina, patrona de la ciudad.
Ponferrada

En una plaza cercana al río se encuentra una moderna escultura dedicada al rey Alfonso VI de León y el obispo Osmundo de Astorga para conmemorar la fundación de la ciudad en el año 1.082, al construir un puente para el paso de los numerosos peregrinos que cruzaban por este lugar el río Sil.
Su primer nombre fue La Puebla de San Pedro, pero con la llegada de los Caballeros Templarios y la construcción de un puente de hierro el lugar pasó a llamarse La Puente Ferrada, de donde viene Ponferrada.



Hay muchos lugares donde conocer las delicias culinarias del Bierzo en Ponferrada, y sus famosos vinos, pero no dejéis de conocer El Bodegón. Una antigua bodega de vinos del Bierzo.
El Bodegón

Pero, sobretodo, al pasar por Ponferrada no deberíais dejar de visitar el Castillo. Os mostraré unas fotos de lo vais a encontrar.

El rey de León Alfonso VI encomendó la tarea de defender el puente sobre el río Sil a la Orden de los Caballeros del Templo de Jerusalén, los cuales levantaron una fortaleza en el siglo XIII sobre un monte cercano al río y dominando toda la vega del Sil. En el interior del castillo podéis encontrar una Biblioteca Templaria y un Centro de Investigación con cientos de libros medievales.
Templum Libri

Tal vez tengáis la suerte de fotografiar al último caballero y su excelsa dama caminando por las almenas. Tal vez seáis luciérnagas de luz, sensibles y caballerosos por un día, caminando por el viejo castillo de los templarios. Sus espíritus luminosos os esperan para charlar con vosotros.

De todos modos seguro que lo pasaréis muy bien en vuestra visita a Ponferrada y guardaréis estupendos recuerdos de vuestro paso por la ciudad del Sil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario