lunes, 13 de febrero de 2017

Camino Lebaniego a Santo Toribio, segunda etapa: Santa Olaja de Eslonza-Gradefes-Carbajal de Rueda.

El domingo pasado realizamos la segunda etapa del Camino Lebaniego de León a Cantabria, en esta ocasión anduvimos desde Santa Olaja de Eslonza hasta Carbajal de Rueda haciendo una buena parada en Gradefes para repostar. Otra mañana de lluvia nos tocó en suerte pero los caminos están muy bien y apenas se pisa barro. Tras dejarnos los autobuses en Santa Olaja salimos desde la parte baja de la iglesia y tomamos por la calle que va hacia el monte y después por una pista que nos lleva hasta San Miguel de Escalada, después por carretera unos dos kilómetros hasta Rueda del Almirante y de nuevo por una pista paralela a la carretera hasta llegar a Cifuentes de Rueda.

En Cifuentes de Rueda parada a tomar café y refugiarnos un rato de la lluvia, después el camino sigue por una pista forestal entre maizales hasta llegar al puente que hay antes de Gradefes; una nueva pista forestal paralela a la carretera nos lleva hasta el pueblo.

A la entrada de Gradefes y bien señalizado se encuentra el albergue de peregrinos Ruta Vadiniense. Está casi como el día en que lo inauguraron.

En Gradefes hay dos bares y algo muy, pero que muy interesante que visitar: El Monasterio de Santa María La Real de Gradefes.

Tuvimos que esperar un rato a que la monja cisterciense nos abriera la puerta pero realmente mereció la pena, tanto la iglesia como el claustro es muy interesante.

Este monasterio comenzó a levantarse en el año 1168 y la iglesia en 1177 y es de un románico cisterciense y bello.

Refugiados de la lluvia y escuchando las amables explicaciones de la monja no paramos de hacer fotos por el claustro pues hay una interesante exposición dedicada a los Beatos y el Reino de León.

De vuelta al templo encontré muy interesante una serie de capiteles con figuras de todo tipo. Arpías y rostros humanos, hay que fijarse un poco y mirar a lo alto.

La pureza de la naturaleza. Solo hay que observar cómo es.

El peso del mundo: buenos y malos tienen que soportarlo por igual.

Mujeres encantadas convertidas en sirenas del Esla.

Muchas arpías debieron ver los canteros de este lugar que se explayaron tanto representandolas.


Tal vez uno de ellos dejó tallado su rostro vigilando desde lo alto a la congregación.

Vista general del templo y la talla de la virgen.

Antes de salir hay que parar un momento a ver los sepulcros de los donantes de este encantador lugar: García y Teresa Pérez.
http://elcisteriberico.com/Paginas/castillaleon/Gradefes/gradefes.html

Después de un refrigerio continuamos marcha hacia Villacidayo y terminamos en Carbajal de Rueda sobre las 16.00.
Os recuerdo que la próxima etapa se hará el día: 26 de febrero. No dejéis de apuntaros y confiemos en que ese día no llueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario