lunes, 27 de febrero de 2017

Camino Lebaniego a Santo Toribio, tercera etapa: Carbajal de Rueda-Cistierna-Valdoré.

Este domingo día 26 de febrero nos desplazamos tres autocares de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León hasta Carbajal de Rueda para realizar la tercera etapa del Camino Lebaniego, allí nos esperaba un buen grupo de la hermana Asociación Ruta Vadiniense, que incluía entre sus filas al alcalde de Cistierna don Nicanor Sen, que nos harían de compañeros y guías durante toda la etapa.

Tras sellar la credencial en el teleclub del pueblo comenzamos a caminar a buen ritmo pues estaba fresquilla la mañana, increíble para ser del mes de febrero. Ni siquiera helaba un poco.



En apenas tres kilómetros de carretera comarcal llegamos a Santibañez de Rueda, que atravesamos sin parar mucho, la verdad. La gente tenía ganas de caminar.


Nos vamos por un precioso camino, una maravilla entre robles, hacia Modino.


Ya sabemos de dónde sale la estupenda miel de la comarca de Rueda, pero deberían protegerla mejor que los osos no andan tan lejos.

Y así llegamos a Modino que atravesamos y continuamos nuestro caminar; ya nos sobraban chaquetas y anoraks y apenas eran las 11.00 horas.

Una breve parada bajo la ermita de San Pelayo, que no es necesario correr que vamos de romería.


Otra breve parada en el desvío del antiguo Camino de Santiago, el Camino Olvidado por la Montaña que continúa hacia La Ercina. Un perro mastín leonés parecía estar guardando la pista como diciendo: por aquí solo pasarán auténticos peregrinos, ¡largo turistas! Y continuamos caminando hacia Cistierna.

Emotivo fue el paso por el Puente del Mercadillo o Mercadiello, de origen romano y muy utilizado en época medieval pues por aquí pasaba el Antiguo Camino de Santiago de la Montaña. Unas viejas cabañas de piedra y adobe recuerdan que aquí hubo durante siglos un hospital de peregrinos donde podían hacer parada y fonda al llegar a La Puerta de Galicia antes de continuar hacia la Vega de Boñar y La Vecilla.
Peña Corada no tiene ni pizca de nieve, estamos en febrero, por su cara sur pero aún así su mole caliza impresiona. Pero debemos continuar la etapa.

Un precioso crucero nos avisa de que estamos llegando a Cistierna.

Cruzando las vías del tren de ancho métrico nos acercamos a Cistierna, a los pies del Pico del Castillo del Aguilar. Por un sendero nos dirigimos directamente al albergue Montaña Oriental de León, un nuevo lugar donde acogerse y pernoctar los que hagáis estas rutas. Además tenéis el albergue de peregrinos de Cistierna.
AlbergueMontañaOrientaldeLeón

Tras parar a visar la credencial en la oficina de correos y tomar un refresco salimos de Cistierna cruzando el río Esla por el puente de la carretera a Yugueros, después hay que torcer a la izquierda para avanzar un kilómetro y tras pasar por debajo del siguiente puente nos vamos de frente hacia el canal de Payuelos y caminando siempre muy cerca del río.

Llegaremos al complejo industrial, hoy día abandonado, de Vegamediana. Era donde se producía el carbón de cok para empresas y calefacciones aprovechando el carbón de Hulleras de Sabero. Seguimos de frente hasta cruzar el arroyo y la carretera del Valle de Sabero para tomar la carretera de Alejico.

Por la carretera de Alejico hay algunos merenderos a la orilla del río verdaderamente preciosos donde parar a tomar un refresco o comer el bocadillo. Pronto ya vemos Aleje a los pies del Pico Moro y en la otra orilla del Esla; no pasaremos por ese pueblo.


En Alejico paramos a conocer la ermita dedicada a San Babilas, pero lo mejor está un poco más adelante.

Para que los vecinos de Alejico pudieran al culto en la iglesia de San Miguel Arcángel realizaron un precioso puente de madera sobre el Esla que alguna aventurada romera se atrevió a pasar y regresar. Muy divertido, pues si con una persona ya se mueve con una chica un burro como yo ¡no os digo nada cómo se ondulaba! Risas.
El Pico Moro me perdone, que un día de estos iré a subirlo.

Seguimos adelante por la Ruta de las Minas de Sabero a la orilla del río y después la abandonamos para continuar por un senderín de pescadores a la orilla del Esla.
http://elvalledesabero.blogspot.com.es/2012/10/ruta-de-las-minas-prc-le-60_30.html

Este sendero tiene incluso bancos de madera para descansar un poco. Las flechas amarillas indican hacia Cistierna pues la mayor parte de las personas que hacen la ruta Vadiniense vienen de Cantabria hacia Mansilla de las Mulas, pero el caso es que está bien señalizada.

Este precioso camino nos lleva directamente a Verdiago, que era el final previsto para la tercera etapa del Camino Lebaniego a Santo Toribio desde la ciudad de León. Pero como somos andarines impenitentes, y no hay bar abierto en el pueblo, continuamos caminando.

Nada más cruzar el puente para pasar a Verdiago una pista a mano derecha nos lleva al Valle de Valdoré, caminamos por praderas alpinas entre caballos rubiales y aunque ya son las 15.00 horas parece que el tiempo no se altera por nuestro paso romero.


¿Qué mejor final de etapa que caminar hacia Valdoré con la Peña Corada a nuestras espaldas? Apenas una pizca de nieve en su cima pero el día fue espectacular e impropio de estas fechas.

Pues una opípara comida y café y chupitos en el Hostal Restaurante Ventasierra, que se encuentra en la carretera a Crémenes. Veintiséis kilómetros y medio no son nada para juventud romera de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y sus muchas rutas.


Nos veremos el día 12 de marzo recorriendo la Calzada Romana del Esla, recordando las campañas de los romanos contra Cántabros y Ástures pues esta calzada al parecer fue construida para conseguir llegar a Vadinia, la capital de Los Vadinienses, en la zona de Burón. Será espectacular, ¡no os lo perdáis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario