miércoles, 18 de marzo de 2020

Crónicas del campo santo Nº4: Recomendaciones que no deben caer en saco roto.



Crónica Nº 4: recomendaciones que no deben caer en saco roto.

Hace unos días comencé a avisar que una de las cosas que primero había que revisar y cambiar eran los aparatos de aire acondicionado y sus filtros para evitar la transmisión de virus y bacterias, no tan solo este famoso "corona" de nuestros días. No he visto respuesta alguna por ningún lado, y sin embargo es esencial llevar esta labor a cabo cuanto antes; en especial en trenes, autocares de línea, y grandes superficies. O los virus se irán propagando de modo exponencial de mes en mes.


¿Cómo detectar y eliminar virus en su automóvil o en su hogar?
Con lámparas de luz ultravioleta tipo C germicidas que se pueden adquirir en el mercado digital con facilidad. Dejarán su habitáculo con un olor dulzón pero que se agradece cuando se respira. Los virus no soportan esa radiación tan elevada. Recuerde esto: estos virus se reproducen con gran facilidad y mutan que asustan, los remedios de hoy día no valdrán para la semana que viene. Tiene usted que cambiar su modo de comportarse, dejar de contaminar el planeta.


Lavarse las manos con agua y jabón de modo adecuado, y además las orejas y las fosas nasales. Pica un poco, sobre todo en la nariz, pero se lleva por delante todo tipo de microorganismos. Hacerlo a diario, en especial los niños, aunque no se salga de casa. Y aunque sea en la terraza o por la ventana procuren que les de un rato el sol en rostro y manos.



Las únicas mascarillas algo útiles para evitar que los virus lleguen a su boca y nariz son las de tipo FFP3, que cumplan la norma europea CE 0082. Las mascarillas de tipo inferior y que no cumplan esta norma tan solo "podrían servir" para no transmitir sus virus a las personas de su entorno al toser o estornudar. Para nada más.


Un virus es algo "muerto", más similar a un mineral que a un hongo o vegetal; es usted el que "le da vida" con su calor personal y movimiento, no les de esa oportunidad. Rechace a los virus con su actitud personal, con decisión, poniendo el alma en la batalla, con todos y cada uno de ellos.
Recuerde esto: no importa el tamaño, importa la cantidad de información que es capaz de portar y su facilidad para la reproducción. Estos nuevos virus son unos monstruitos muy cabritos, es necesario aprender casi desde cero con esta amenaza; observe el dibujo con atención ¿a qué le recuerda a usted?.


Recomendaciones para varones (por si aún queda alguno auténtico en edad de merecer)
Afeite su barba cuanto antes, ¡ya! Son un puñetero criadero de hongos, ácaros, bacterias y sobre todo de ¡virus! De nada sirve la mejor mascarilla que se pueda comprar si no se afeita, amigo. Y los bigotes también. Pena que hayan cerrado las peluquerías y barberías.


Para féminas (de todo tipo y número) Abundantes.
De todo corazón se lo pido: utilicen gorros o pañuelos para cubrir sus cabellos y guantes para sus manos cuando salgan de casa. Los pañuelos pueden ser de celulosa y no reutilizables mientras dure la cuarentena por causa del "corona". Otros remedios ya se les ocurren a ustedes. Como las fabulosas propiedades de las cremas desmaquillantes e hidratantes y para las manos, por ejemplo.


Eviten pintarse las uñas con cualquier tipo de esmalte y sobre todo: ¡no use uñas acrílicas o de otro tipo! En esas uñas usted puede llevarse a casa una carga viral que infectará todo por donde pase.


Ancianos. Eviten todo contacto con jóvenes así como con sus mascotas, y por favor: jóvenes, por mucho que quieran a su mayores eviten andar sobándoles y llevar en su visita a sus perros o similares. Aunque tenga una serpiente por mascota, ¡no vaya con ella a ver al abuelo! 
Hablen, conversen, aprendan de ellos todo lo posible, algunos recuerdan la Guerra Civil Española. Y sobrevivieron. Hagan caso de sus consejos, ¡sobrevivieron!


Para los amigos de los perros (yo les considero más que amigos mis hermanos)
Aviso: no son inmunes a los virus, y son capaces de transportarlos con la misma facilidad que los humanos. Tengan mucha precaución cuando los saquen de paseo y observen sus reacciones al andar por las calles y sus rincones favoritos. Su olfato es prodigioso, usted no lo ve pero ellos lo huelen. ¡Háganles caso!


CARGA VIRAL, ¿qué es?
En esta crónica utilizo el término carga viral, ¿y eso qué es?
Se lo mostraré con un ejemplo muy simple: tomates.
Si usted va a una tienda o mercado y tan solo se lleva dos tomates a su hogar eso será su carga "tomatera" Pero si usted carga el carro de la compra y lo llena de tomates hasta arriba su carga será muy superior y llenará con ella toda la cocina. ¿Se entiende, verdad?
Si por un casual, en algún lugar usted toca con las yemas de dos dedos un lugar infectado de virus se llevará a casa "un par de tomates", lavarse con agua y jabón y problema solucionado. Si usted va sin guantes y expone las palmas de las dos manos se llevará a casa "todo un carro cargado de tomates" Y sus riesgos de infección se habrán disparado de modo exponencial; irá "dejando tomates" por cada lugar que pase y sobre todo en su hogar. ¿Fácil de entender, verdad?
No soy de consumir muchos tomates al cabo del año, la verdad, pero en estos días aciagos recomiendo comer productos naturales y fruta con muchas y buenas vitaminas. En estas semanas mi dieta va de mandarinas de Castellón de la Plana a plátanos de las Islas Canarias, pero cada uno sabrá lo que le va mejor.
Hasta la próxima y cuidarse amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario