sábado, 1 de agosto de 2020

Boletín de Hospitaleros Voluntarios 101,



BOLETÍN INFORMATIVO Nº CI
Julio de 2020

In memoriam
Clare Lewis + abril de 2020
Su hija Louise nos trajo la triste noticia del fallecimiento de Clare tras la pelea con el cáncer.
Recordando a su madre en relación con el Camino de Santiago, Louise, comentó que el tiempo
que era peregrina y las estancias como hospitalera siempre las disfrutó al máximo teniendo el
Camino y España siempre muy presentes.
Antonio J. Pardos + 29 de abril de 2020
Anamari Serrate, su mujer también hospitalera, nos hizo llegar la noticia del fallecimiento de
Antonio con estas palabras: Antonio llegó al final de su camino en esta vida con paz, serenidad
y valentía a consecuencia del cáncer que afrontaba desde hacía 4 años.
Para los dos y para sus familias así como para tantos hospitaleros que ya han fallecido o de los que no
tenemos noticias desde hace tiempo; para los amigos que en estos tiempos de pandemia hayan podido
dejarnos para esperar nuestra llegada al albergue celestial os pedimos una oración y un recuerdo. Que
así sea.

¿CÓMO ESTÁ EL CAMINO?

Esta es la pregunta que nos llega una y otra y otra vez tanto a la oficina de Logroño como a
Hospitaleros voluntarios o a las asociaciones de Amigos del Camino de Santiago desde antes
que se levantaran “las fases”. ¿Cómo está el Camino…? Y se pregunta con verdadero interés e
inquietud cuando lo hacen antiguos peregrinos y hospitaleros, pensando en planear un tiempo
en el Camino de una o de otra manera. Así también lo cuestionan futuros peregrinos que, al no
tener otra opción este verano o ser menos confiable, piensan en ponerse en Camino. De los
primeros diremos que son más conscientes de lo que está pasando o de cómo puede estar
afectando al Camino lo que está pasando; de los segundos sacamos la percepción de que lo
que esperan en las respuestas es “un empujoncito” que los ponga en el Camino.
A todos se les indica que los servicios que pudieran encontrar otros años están muy limitados y que deben informarse y preparar bien el Camino pero nos da la impresión de que muchos siguen saliendo
hacia Compostela pensando que van a encontrar cuanto necesiten en el momento justo para
ver luego que la realidad les pone delante precios elevados en muchos de los lugares que
encuentran abiertos. Y muchos albergues cerrados. Entonces es cuando llega el conflicto:
personas que nos han hecho partícipes de que no piensan pagar tanto o cuánto o que,
simplemente, se enojan porque no hay para ellos –¡que soy peregrino, oiga!- las garantías
suficientes como para hacer la peregrinación que ellos imaginan ha de ser.
Durante el tiempo más duro del confinamiento, la Federación de Asociaciones de Amigos del
Camino de Santiago propuso en cada foro o grupo de trabajo con las fuerzas gubernamentales
que se reflexionara sobre a qué extremos había llegado el uso y abuso del Camino con el fin de
volver a poner en primera línea todas las virtudes que el Camino atesora y que fueron los
atractivos que llamaron a tanta gente a peregrinar a pesar de que en los últimos tiempos
parecían sepultados definitivamente.

Camino. Los planteamientos que estamos conociendo de algunos de los pocos peregrinos que
transitan la Vía hasta Compostela no indican demasiados cambios en la mentalidad de los
peregrinos y de muchos de los que, a la vera del Camino, los esperan.
Por cierto, en la web de la Federación hay un listado de albergues por todas las rutas y la
situación en la que se encuentran. Se puede consultar en
www.caminosantiago.org/cpperegrino/scriptorium/vuelve.asp#listado
en el banner Vuelve al Camino

Desde el boletín de mayo, el que tenía número redondo, Hospitaleros Voluntarios de la
FEAACS no ha podido hacer mucho en el Camino. De los albergues que atendemos, de la lista
de Logroño, solamente cuatro albergues están abiertos y cuando parecía que en septiembre se
ampliaría la lista, llegó la confirmación de que no sería así. Estamos ayudando a pasar a
peregrinos –y sobre todo a muchos transeúntes- cumpliendo con los protocolos que
Sanidad estableció; quisiera que todos pensásemos en los voluntarios que han accedido a
estar a la puerta del albergue, esperando a ver quién llega.
Hace unos días llegó una noticia que venía a decir que había hospitaleros que se quejaban por
no haber sido llamados para ser voluntarios este año. Parece que la queja llegaba al saber que
había cuatro albergues abiertos. Recuerdo a todos los hospitaleros que nunca se llama a los
voluntarios para que sean hospitaleros- sería imposible con una lista de más de 5.000
personas- sino que somos cada uno de nosotros los que nos ofrecemos para volver a un
albergue. Las personas que desde el 1 de julio están en un albergue o lo van a estar hasta final
de año (si nada se tuerce) son hospitaleros que se ofrecieron a lo largo del año o que, una vez
abierto el Camino, escribieron para avisar que estaban disponibles (y no todos pues
hablamos de siete personas por quincena) Se deshizo el trabajo realizado en todos los albergues
que decidieron no abrir y a causa de las limitaciones entre países, se optó por destinar a
hospitaleros españoles que siempre tendrían más sencillo volver a sus casas o deshacerles los
planes que se hubieran confirmado.

Alguien pidió una explicación:
Convocatorias
Durante el tiempo de confinamiento en España y en tantos países del mundo y durante esta
época que sigue en la que vivimos esperando el fin de la pandemia han surgido multitud de
iniciativas facilitadas por las comunicaciones online.
Desde certámenes literarios a rallyes fotográficos virtuales; desde noticias de todo el mundo a
la exposición de cualquier documento (musical, fílmico, literario, etc... ) que eran servidos casi gratis
o gratis en internet a reuniones de amigos del Camino en cualquiera de sus fórmulas…
Y se sigue haciendo.
El texto firmado por Marina Sanz, del albergue de Grañón, es quizá la propuesta más seguida
en estos tiempos. Ella lo explica todo y convoca a un nuevo encuentro.

Y la fuente sigue manando, aunque es de noche

Con mucho dolor, el 13 de marzo cerramos las puertas del albergue que nunca
cierra, el hospital de peregrinos de San Juan Bautista en Grañón. Y más duro fue no poder
abrir el 1 de julio, cuando el Camino se reabrió a los peregrinos. Aunque nos duele en el
alma verlos pasar y no acogerlos por responsabilidad, por proteger a las personas mayores del
pueblo.
Sin embargo, algo está brotando. Si no se puede dar hospitalidad físicamente lo
intentamos virtualmente y hacemos una peregrinación por la Internet. La Delegación
de juventud de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño tuvo la idea y contactó con el albergue parroquial de Grañón para llevar a cabo el proyecto. Sabíamos que muchos de los valores que enseña el Camino de Santiago son absolutamente necesarios para aplicarlos durante esta pandemia. Sabíamos que el proyecto podía interesar no sólo a personas que han visto cancelados sus planes de Camino este año, sino a muchos peregrinos que siempre han oído hablar del Camino pero que por razones de salud, por lejanía o por otras razones no pueden ni podrán permitírselo. E incluso se puede dar el caso contrario, tras hacer la peregrinación virtual, puede ser que muchos peregrinos se
animen a peregrinar en vivo. Gracias a todo un equipo de más de 100 personas, en la primera
edición han peregrinado a Santiago un total de 4.232 peregrinos de más de 30 países ¡Todo un challenge!
Fue tan impactante y bien recibida la primera edición, que en agosto repetimos y
lanzamos la segunda edición del Camino Santiago Challenge. Empezaremos el 1 de agosto
pero el plazo de inscripción está abierto hasta el 5 de agosto. Son 25 etapas. Hay diversas
modalidades y cada uno sigue a su ritmo. Cada etapa consiste de varios vídeos, textos y
propuestas a nivel de ejercicio físico, cultural y espiritual. Hemos recogido testimonios
conmovedores de más de 50 hospitaleros voluntarios que animan en cada etapa. Y si alguien
se queda con ganas de más, hay un apartado de humor, recetas, películas, canciones, etc.
La página web para inscribirse es www.challengelarioja.com En esta página también se
pueden apuntar a otras peregrinaciones virtuales a Tierra Santa y a Lourdes, por si a alguno le
interesa. Todas las peregrinaciones son totalmente gratuitas. Os invitamos a que os apuntéis o
a que paséis esta información a personas a las que les pueda interesar.
Es como la semilla del Evangelio, hay quien le llegará más y a quien le llegará menos, pero por lo recogido en la primera edición os podemos asegurar que se peregrina y también se puede dar hospitalidad.
Cada semana se hacen reuniones virtuales con otros peregrinos y es una auténtica gozada.
Convocas a una reunión y aparecen peregrinos de diversas nacionalidades y al compartir
experiencias cada uno te cuenta que le ha llegado una cosa diferente ¡Igual que en el Camino!
Por ello, necesitamos voluntarios que quieran hacer de “amigos peregrinos” y nos ayuden a
acompañar a un grupo de peregrinos virtualmente (es como ser hospitalero, pero de manera
virtual, solo se pide un poco de tu tiempo, tolerancia, escucha, buena conexión a Internet y
manejar alguna de las plataformas virtuales) Si te interesa puedes escribir a:
marinaperegrinavirtual@gmail.com
Puede que a alguno no le quepa en la cabeza un Camino de Santiago virtual, pero sinceramente, lo virtual no se opone a lo real. Hemos comprobado que la sed que nos lleva a
peregrinar, la sed que nos lleva a ser hospitaleros, sigue estando ahí, pero es que también está
La Fuente. Se puede cambiar el vaso, es decir el medio, pero el contenido sigue siendo el
mismo. Para demostrarlo os comento que el vídeo para esta peregrinación grabado en el coro
de Grañón, ha tenido más de 3.000 visitas en solo 15 días (eso es la mitad de los peregrinos
que acogemos en todo el año) y sabemos por los comentarios recibidos que ha tocado el
corazón. La paradoja está en que a pesar de tener el albergue cerrado, este mes de julio
hemos llegado a más gente, más profundamente y más lejos que nunca, sobre todo a
peregrinos de Iberoamérica, que siguen confinados y están sufriendo muchísimo las
consecuencias de esta pandemia ¿Cómo puede ser? ¿Qué se está moviendo aquí? Como dice
el poema de Nájera: "Solo Él de arriba lo sabe”.
Ojalá que pronto podamos abrir todos nuestros albergues físicamente, pero mientras tanto os animo a que, de la manera que sea, profundicemos en los valores que emanan de la
hospitalidad, que se pueden seguir practicando, aunque estén la mayoría de los albergues
cerrados, porque como dice San Juan de la Cruz: “La corriente que nace de esta fuente, bien
sé que es tan capaz y omnipotente, aunque es de noche”.
Marina Saiz


Y un ejemplo al otro lado del Atlántico
En Brasil, la ACACS-(Sao Paulo), mantendrá el día 1 de agosto un encuentro en vivo con
peregrinos, hospitaleros y cuantas personas estén interesadas en compartir sus experiencias e
inquietudes sobre el Camino de Santiago y sus desafíos en el futuro. Quien esté interesado
debe inscribirse en acacs-sp@santiago.org.br Esta es una información que nos ha facilitado
Joao Carlos Lazzarini, hospitalero voluntario del Brasil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario