martes, 15 de septiembre de 2020

Repasando el Camino de Santiago: de Villadangos a Hospital de Órbigo, León.

 


Aprovechando unos días de vacaciones para recorrer algún tramo del Camino de Santiago por la provincia de León. Subo al blog unas fotos que realicé entre Villadangos del Páramo y Hospital de Órbigo. Esta foto es a la salida de Villadangos y enseguida algo me llamó la atención.


En el mes de diciembre del año pasado con mis amigos del Camino de Santiago de León plantamos unos treinta árboles en este lugar ¡y no queda ni uno!
Al parecer, en los primeros días del confinamiento forzado, algunas personas, sin identificar, vinieron y los cortaron o arrancaron de cuajo. El caso es que tan solo logré ver entre las altas hierbas algún arbolito fruto de alguna semilla que yo planté. 



Continué caminando por el andadero paralelo a la carretera nacional observando aquí y allá algún arbolito que va creciendo, de los que sembramos en años anteriores. Mucho tráfico y mucho ruido tienen que soportar. Paré unos minutos en un bar de San Martín del Camino a tomar algo fresco y después continué caminando.


Saliendo de San Martín en algunos tramos el andadero se separa algo de la carretera nacional. Y de la que voy caminando voy observando cómo van esos arbolitos sembrados años atrás.



Algunos ya están altos y vigorosos y otros necesitarán un par de años más. Pero incluso los árboles frutales han crecido con normalidad. Este de la foto padece alguna plaga que no consigo identificar.



Lo mismo una acacia que un peral lucían estupendamente. Incluso me permití el lujo de comer alguna manzana de un árbol que alguien plantó en este tramo del Camino de Santiago.



Desde aquí, este blog, me permito hacer una sugerencia a los amigos del Camino: hacer una excursión acompañados de personas conocedoras de los árboles, no solo los frutales, y que nos vayan indicando qué árbol es este y cual es el siguiente. En unos pocos kilómetros nos vamos a llevar sorpresas muy agradables y podría ser una excursión muy bonita si el día acompaña.


Al fin el puente sobre el río Órbigo y la foto de rigor. Paré en Hospital un buen rato a tomar unos chatos en un par de bares, muy desangelado encontré el pueblo. Sin pilgrims, de hecho en toda la mañana tan solo me crucé con dos parejas, que venían de vuelta de Compostela y no me adelantó más que un bicigrino.
Será que me coincidió así el día, pues al siguiente, ya subiré las fotos, sí que me encontré con al menos veinte personas andando y grupos de bicigrinos dando pedales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario