domingo, 3 de enero de 2021

Crónicas del Campo Santo Nº 19.

 


A porfía seguimos saliendo a la calle y andamos llueva o truene para que no nos doblegen, la excusa de que fallecen muchos abuelitos ya no impresiona a algunos veteranos y sobretodo a los jóvenes; es ley de vida. Tienen que inventarse cosas nuevas y dejar atrás muchas viejas, muchas; ilusiones fallidas de los que en estos días fallecen. Tras la criba se verá mejor lo que en verdad vale, el que sirve, lo que es imperecedero. Y en eso el pueblo español es muy sabio.

Fue comenzar la campaña masiva de vacunaciones en el Reino Unido y ... tuvieron que aislar las islas pues comenzaba una "tercera ola", ¿de dónde salió esa nueva cosita?

Recuerde esto siempre: al invierno no se lo come el lobo. No ha hecho más que empezar, al parecer sin mayores interferencias electromagnéticas. El sol nos alegra de vez en cuando con estupendas llamaradas pero tan solo producen bellísimas auroras polares.



Estan lloviendo virus desde el cielo encapotado, o algo así pues veo a los vecinos mojados, los paraguas a escurrir empapando el terrazo de la entrada, y todos con el bozal bien puesto. ¡Ah, ya! Me comentan que en Inglaterra, tierra hermana, ha salido (¿de dónde?) una nueva cepa. Guarde, guarde usted al perro, no se nos resfríe. ¿Y no podría ser de Mencía y así se disfrutaría? Salgo a dar una vuelta y tomar algún cacharro por el barrio; estar andando por la calle es como ver un desfile de muertos vivientes. ¿Llueven virus?

Cerebros capados, culos cagados, (hay que reponer las existencias de papel tisú) en especial los de las mujeres, para limitar al máximo nuestra capacidad de comprensión y razonamiento. ¿Llueven virus? Cualquier fumador empedernido le podrá asegurar que la atmósfera en la ciudad está más limpia que en momento alguno de los últimos cincuenta años por estas fechas. Muertos vivientes caminan con paraguas imparables, como a ciegas, pues...¡están lloviendo virus! ¿de algún dios enojado?



Para mejorar el estado del arte actual sería estupendo que aparecieran unos proyectos comunitarios, no tienen por qué ser grandes como catedrales (la de Gaudí) pero sí lo suficientemente motivadores para unirnos y hacer cosas en común. En pueblos y villas donde se recuerden tradiciones como Las Facenderas puede resultar relativamente fácil lanzar este tipo de iniciativas ¡todos a una! Recuperar tradiciones como las facenderas, los calechos, los teatrillos de pueblo, el reunirse para contarse cosas, cuentos, e incluso representarlos.

Olvidarse de las ciudades, de sus habitantes, pronto todos serán individuos patentados (llevarán insertado A.R.N. Modificado y microchips codificados) Serán property of ... su transnacional preferida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario