sábado, 2 de enero de 2021

Prospectivas asombrosas: prospectiva Nº 2


 

Como persiste la situación de miedo generalizado, a todas horas proclamado en todos los medios de comunicación, las personas siguen generando altos niveles de retrovirus endógenos, Aunque haya pasado la ola de gripe persiste en muchos lugares el colapso hospitalario. ¿A quién interesa que persista esta situación? ¿A quién beneficia?

En breve se podrá observar con claridad suficiente que este mundo está manejado por los CEO´s de las grandes corporaciones, y que nuestros dirigentes "políticos" no son más que sus machanguitos. Iremos viendo como cierran los bancos, de a pocos o de a muchos, pero cerrando, para encaminarnos hacia un gran banco central mundial. Esa es la idea que nos han lanzado.


Tanto el mundo de las grandes finanzas como la micro economía doméstica pasará a ser probada y comprobada por ese “banco” asistido por superordenadores. El problema actual es si ese invento seguirá las leyes de la tierra, sanas y responsables, o del mar: piratas, estafas piramidales, concentración del control en pocas manos, el mismo cuento malicioso de los últimos 500 años.

Para que nos vayamos enterando: irán atacando cada poco las aplicaciones de envíos monetarios mediante ordenador y teléfono, que dejarán de funcionar por horas, por días, en ese plan. Dejar de utilizar el dinero es la idea, abandonar ese paradigma incrustado, ¡es ilusorio! Pero del dicho al hecho nos queda un trecho. Pues los “bancos” fueron inventados para seguir las actividades de corsarios, filibusteros y piratas, y en ellos hacer sus ingresos.


Si imponen un “banco”, ¿seguiremos con las actividades antihumanas? Tráfico de armas, de drogas, de personas (prostitución) o tal vez se tomará el ejemplo de Los Montes de Piedad y Cajas de Ahorro locales, interconectadas. Campesinos, pescadores, mineros, en fin, aquella idea de hacer las cosas en conjunto, toda la comunidad, la región, los productores de riqueza intercambiando un día tras otro. Sin especulación posible, sin usura.

La idea de un gran banco central proviene de los orígenes de la informática y la telemática, los inmensos computadores I.B.M., con una infinidad de consolas conectadas en redes tipo margarita y sucesivamente más complejas. Fracasó, esto es ya historia, triunfaron los ordenadores de empresa y personales conectados en redes cada año más y más complejas. También fracasadas, ya son historia, aunque aún no nos demos cuenta. Todo lo que intenten relacionado con ese paradigma llamado dinero, ¡fracasará! Tiempo al tiempo, cuando se vea la trampa.



Estas cosas, las prospectivas, las pongo en el blog pues observo que vamos como los pasajeros de un autobús urbano, dando bandazos y frenazos, y lo peor de todo: sin saber a dónde nos lleva. Estas cosas que os voy a contar en semanas sucesivas, ilustradas con imágenes chocantes, son un poco como las paradas del bus. Ahora toca esta y a continuación la otra, usted apéese donde mejor le convenga, pero el bus va a continuar y ¡ojo! la frenada de parada final va a ser brutal, dentro de unos pocos años, y el que no esté bien sujeto a su asiento puede que salga muy mal parado. El que avisa no es traidor.

Es para que nos demos cuenta y no sigamos ensimismados con las noticias escabrosas que cada día nos echan en los medios de comunicación. Porque las expresiones que utilizaban las abuelas son las más acertadas: a ver qué echan en la tele, cuál es el parte de este mediodía (de bajas en los hospitales y residencias de ancianos) y todo va a seguir en ese plan. Aparte de las causadas por bichitos variados e invisibles, un día será un volcán, otro un huracán, otro un terremoto... ¿Por qué seguimos dejando el comando de este planeta en manos de los CEO´s?

No es algo personal, son solo negocios, es su lema y las leyes de mercado su ¿libro sagrado?




No hay comentarios:

Publicar un comentario