domingo, 5 de junio de 2011

Unos días de vacaciones en Compostela.


Cada tarde había conciertos de jazz en la plaza de Cervantes y aprovechábamos para escuchar un rato de buena música.

Después de un buen rato de estupenda música nos ibamos a tomar un chato y cenar por los alrededores.

Al día siguiente callejeábamos por el casco histórico y aprovechábamos para hacer fotos y compras.

Visitar capillas.

El mercado de abastos.

La parroquia de Santo Martiño.

O tomar un refresco en algún lugar con encanto; como el hotel Costa Vella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario