jueves, 28 de julio de 2011

Dos ríos


Dos ríos y tres niños
cuatro vientos fugaces
y miles de pájaros
de todos los colores.
Reunidos como en haces
los ojos de Dios aquí en la Tierra

Danzan cual mariposas multicolores
los espíritus de los nobles
y en sus ensoñaciones
ven reír sus soles interiores

Los ríos suman su caudal
los niños sus corazones
la vida se renueva en millones de seres
Y sus bocas siguen alabando la Creación

Siete peregrinos madrugan y salen a
caminar
Dos ángeles miden sus pasos y su pensar
Una barca está pescando
junto al Cabo Turiñán
Con sus doradas redes ya han pescado
nuestras esferas luminosas.

En la noche llora un niño
y el enfermo pena en el hospital
El tren luminoso centellea hacia las estrellas
Se lleva los que Dios quiere.


En la foto la Playa de Rostro, Finisterre, Galicia, España.

Este poema salió publicado en mi libro Secreto Canto de las luciérnagas.