sábado, 27 de octubre de 2018

Nuestra antigua manera de pensar.


Tenemos que comenzar a pensar de otra manera pues a los nuevos problemas no se les puede aplicar las viejas recetas. Un ejemplo, hace más de cincuenta años una astrónoma: Vera Rubin, descubrió que todas las estrellas de una galaxia lenticular, como la Vía Láctea, todas, viajan a la misma velocidad. Ya sean las más antiguas o las recién nacidas, ya sean enanas o supermasivas, todas las estrellas van a la misma velocidad; como eso contradice las Leyes de Newton no lo pasaron a creer y la despreciaron. Como ella siguió insistiendo con sus cálculos y averiguaciones los científicos comenzaron a hablar de una "materia oscura" y que si patatín y que si patatán. Negándose a ver lo evidente: a nuestra mirada las estrellas parecen fijas, ¡porque van a la misma velocidad! Todas. ¿Lo entendemos?


Todas las estrellas que nacen dentro de una galaxia como la de la foto, desde el mismo momento de su nacimiento hasta su extinción, mantendrán su posición relativa al centro galáctico. Y con ellas sus planetas, habitados o no.
Mirar que simple es cuando lo comprendes: la estrella de Barnard está a seis años luz de distancia, seis años por delante, si observamos esa estrella podremos saber por lo que pasará el Sol dentro de seis años, ¡así de simple! El Sol se encuentra en estos meses en su período de mínima actividad, dentro de seis años alcanzará su período de máxima actividad, ¿qué ocurrirá entonces? Podemos predecirlo con cierta fiabilidad observando ahora mismo a Barnard. Y esto será así por los siglos de los siglos pues la velocidad de traslación de las estrellas es siempre la misma.


Anticipación es el asunto, mirar hacia el futuro; si usted puede prever con años y una buena tasa de probabilidad algo usted puede anticiparse y prepararse. No es cuestión de mirar una bola de cristal, ¿adivinación? saber cómo se comportará El Sol los próximos seis años, es tomar un telescopio y observar a la estrella que tiene delante, y ya podremos tener unos buenos pronósticos.
Muchos de los problemas actuales de la humanidad se podrían resolver si comenzamos a pensar de un modo actualizado, mejorado, con menor grado de incertidumbre, ¡tenemos los instrumentos necesarios! Es cuestión de utilizarlos, utilicen los telescopios.

Recuerden esto: todas las estrellas de la Vía Láctea se mueven al unísono pues lo hacen en el mismo tiempo, el tiempo galáctico. El tiempo es algo así como espacio en movimiento, no confundir con la entropía. Si usted observa las maniobras del automóvil que le precede en la carretera por la que viaja usted puede prever y actuar para evitar disgustos, ¿es esto correcto?
Y esta noche tendremos que volver a cambiar la hora de los relojes. ¿Hasta cuándo continuaremos con esta antigua manera de pensar?
Si antes indico en el blog que se estudie la estrella de Barnard antes sale una estupenda noticia sobre un posible planeta orbitando. Seguiré estando atento a esta estrella.
Noticia del día 16 de noviembre de 2018:
https://www.bbc.com/mundo/noticias-46221976


lunes, 22 de octubre de 2018

El porqué las pensiones se desvalorizan de modo imparable.



El truco de la moneda menguante y las pensiones

El porqué de la pérdida adquisitiva de las pensiones, algo imparable mientras continúe este estado de cosas, es el truco de la moneda menguante, que ya se comenzó a realizar desde el mismo momento del invento de las monedas, hace ya muchos miles de años, en Lidia, actual Turquía.
Usted cambia cosas: valores, servicios, trabajo, por algo que llamamos dinero, que en principio eran monedas, monedas de oro y plata; el papel es un sustitutivo para no cargar con mucho peso. Pero si cada vez que usted hace el intercambio la moneda es más pequeña, o contiene menor cantidad de oro o plata, o ninguno de esos dos valores, a usted le están estafando.
Usted ha estado cotizando por un salario, unas monedas grandes y hermosas, pero tras su jubilación va observando cómo le van pagando cada año que pasa con monedas más pequeñas, (o su equivalente en papel) y las cien pelas que esperaba recibir el resto de sus días ve que se van convirtiendo en diez céntimos.


Utilizo para hacer esta reflexión fotos de monedas ya fuera de curso legal, pero para entendernos va fenomenal. El truco de la moneda menguante ha sido utilizado por los gobernantes durante milenios y en todas partes donde se pagaba un salario, pues así como las existencias de oro y plata siempre son menguantes la población humana no mengua si no que crece de modo imparable, ¡y no hay para todos!
Este es el estado actual de cosas y o bien se abandona el sistema monetario por otro tipo de intercambios entre las personas o estamos abocados al desastre, sin remedio.
¿A usted se le ocurre cual puede ser la solución?

viernes, 19 de octubre de 2018

Un recuerdo del Año Jacobeo de 1993. Música por el Camino de Santiago.


Gracias a una revista que conservo os puedo pasar este pequeño recuerdo del Jacobeo 93, ¿alguno de ustedes lo recuerda? Comenzó a afluir mucha gente a Santiago de Compostela para esta magna celebración; por mi afición musical yo recuerdo los conciertos que se dieron para su promoción.
En la foto aparece doña Teresa Berganza y el director Antoni Ros Marbá al frente de la Orquesta Sinfónica de Galicia en uno de los conciertos realizados aquel año.


El artículo dedicado a la Música por el Camino de Santiago está firmado por Frederic Sesé y en él hace un recorrido por los orígenes del Camino y su extrema importancia en la historia de España y Europa entera. Y con el Camino la música, la música de los europeos que llegaban a Galicia con sus cánticos y danzas y regresaban a sus hogares con los gallegos.
Cánticos recogidos en el Códex Calixtinus o en Las Cantigas a Santa María, época medieval.


Nos recuerda también la enorme importancia que tuvo el Monasterio de Las Huelgas, en Burgos, donde se conservan manuscritos del siglo XIII. De Europa llegaban los nuevos aires y costumbres de la mano de los monjes de Cluny y los peregrinos, se fue pasando de la monodia a la polifonía. En el Renacimiento y los siglos posteriores músicos como Tomás Luis de Victoria dedicaron importantes obras al Camino de Santiago y al Patrón de Las Españas, como por entonces se  nombraba al Apóstol Santiago. Un recuerdo para los Maestros de Capilla de la catedral de Compostela, pues hubo más de uno muy importantes en el devenir musical de España.
Y en fin, ahí tenemos a nada más y nada menos que a Plácido Domingo, que aquel año triunfó en Bayreuth, como Embajador del Xacobeo.


¿Recuerdan cómo era la mascota de aquel Año Santo Compostelano? Recuerdo a alguna amistad llamándole El Almejín.

martes, 16 de octubre de 2018

El Senderín, octubre 2018, N º 30


Aquí tenéis la portada de nuestra revista El Senderín, del mes de octubre, año 2018. La revista de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León, "Pulchra Leonina". ¿Bonita verdad?


En la editorial de este número felicitaciones y parabienes por lo bien que están saliendo las cosas y el número creciente de afiliados a nuestra Asociación. Pronto se tendrán que decidir las actividades del año próximo y se esperan nuevas propuestas.
En el lado izquierdo tenéis el recordatorio de las actividades hasta fin de año.





Un estupendo artículo de Marta María Fernández Santos sobre la etapa del Camino de San Salvador realizada por la Asociación desde el pueblo de Pajares hasta Pola de Lena. El paso por Puente Los Fierros, Herias, Campomanes, y la ermita de Santa Cristina de Lena. Disfrutaron de un día fenomenal caminando por Asturias, Paraíso Natural.




Entre las muchas actividades culturales realizadas por la Asociación yo destaco la Visita a la Base Conde de Gazola. Y ahí tenemos a Baudilio "el flechas" a bordo de un moderno vehículo acorazado de la Artillería de Campaña.
Disfrutaron mucho con esta visita rodeados de niños de los colegios; todos pudieron asistir al Homenaje a los caídos por España, presidido por el Comandante Militar de León, Excmo Sr. General de Brigada D. Luis Carlos Torcal Ortega.


Otra actividad muy interesante y divertida fue la visita al Colegio Trepalio de Trobajo del Camino, ataviados con indumentaria medieval, y explicando a los críos el Camino de Santiago y su importancia desde la época medieval.



In Memoriam este mes está dedicado a Mari Pili, una de las primeras asociadas y de las que más me animó para que yo también entrara en la Asociación. Compañera de excursiones con el club SLAC-Collado Jermoso, campamentos regionales y otras muchas actividades; esposa de José Buzzi. Buen Camino peregrina.



Entre nuestros compañeros Hospitaleros Voluntarios este mes le toca confesarse a Eustaquio González, Taqui o "el terror de las bellas peregrinas". Es broma.
Ingresó en el selecto club de los Hospitaleros Voluntarios en el año 2004, un artículo de Félix Páramo.



Y para finalizar mi repaso a este número de El Senderín de octubre aquí tenéis a los perpetradores del Himno de la Asociación: Conchita Martín, música, y Julián Zapico, poema. ¿Cuántos poetas habrá en nuestra asociación? podríamos intentar hacer un censo o algo así.
En fin, hasta el próximo mes, nos veremos el día 28 haciendo Limpieza del Camino de Santiago desde La Virgen del Camino hasta Hospital de Órbigo.
Buen Camino a todos.

domingo, 14 de octubre de 2018

La Luna, en verde. ¿Y eso por qué?


Si ustedes pueden ver La Luna en las próximas noches y fotografiarla verán que está bañada en una agradable luz verde, ¿Y eso por qué puede ser?
La explicación es que El Sol, desde no sé cuánto tiempo atrás, ha elevado su temperatura de color, en la escala Kelvin, pasando de un fuerte tono amarillo al verde. Vean la escala en la imagen siguiente:


Son medidas científicas tomadas por renombrados científicos, no algo que me esté inventando. Ahora bien, tal vez por la constitución de nuestros ojos o por alguna otra causa nosotros tendemos a ver la luz verde de las estrellas como blanca, un tono blanco nuclear. Si intentamos mirar un segundo al Sol veremos una intensa luz blanca cuando en realidad ¡es verde! Verde como la hierba en los campos de Cantabria. Si la luz solar es ahora verde eso implica mayor energía y vibración de un orden superior, ¡pero no lo estamos aprovechando! Al contrario.
Tenemos una manera de ver las cosas, influidos por nuestras creencias y otras cosas, que no se ajusta a la realidad exacta. Y así no vemos lo que en realidad es el satélite que llamamos La Luna.


Aristóteles dejó por escrito algo sobre sus charlas con el pueblo de Los Panonios, el pueblo natural de la península helénica, los que ya habitaban aquella tierra cuando llegaron los helenos de Heracles y Odiseo y todos aquellos para que me entiendan. Y los Panonios le contaban al sabio que ellos recordaban el tiempo en que no había luna alguna en el cielo, no había Selene que les alumbrara en las noches y las mareas eran muy diferentes a los tiempos de Pericles. Siendo los griegos unos pueblos tan marinos, que viajaban por todo el Mediterráneo e incluso hasta Irlanda, y también por todo el Mar Negro, a Aristóteles le estuvo rondando durante mucho tiempo este asunto.
¿Cómo sería este mundo en un tiempo en que no había luna alguna?


Cuando los españoles fundan la Universidad de Lima, en el año 1571, Real y Pontificia Universidad de la Ciudad de los Reyes de Lima, comienzan a llegar doctores y licenciados de las universidades de Salamanca y Alcalá de Henares para formar a los estudiantes de aquellos inmensos territorios.
Lo primero era que aprendieran a hablar, leer y escribir correctamente en español y después se les impartían las mismas asignaturas que en las universidades de la península. Pues bien, se dio pronto el caso de al explicar a los alumnos la órbita de La Luna y cómo predecir los eclipses tanto lunares como solares alumnos de ciertos pueblos del Perú les contaban a los profesores que en sus tradiciones ancestrales se guardaba recuerdo de cuando este planeta ¡no tenía satélite!
Y como los profesores se habían tenido que estudiar a Aristóteles a fondo recordaron lo que contaba de los Panonios.
Cruce de cartas con la península y finalmente los más doctos decidieron en Salamanca que si guardaban memoria de esos hechos es que eran pueblos antediluvianos, pero que en este tiempo y milenio teníamos Luna así pues para aprobar la asignatura y alcanzar la licenciatura los alumnos tenían que tener y defender los mismos conocimientos como cualquier otro cristiano del orbe.
¿Es curioso, verdad?


No sabemos apenas nada de La Luna. Cuando en la fallida misión del Apolo XIII tuvieron que desprenderse del cohete Apolo y cayó sobre La Luna los sensores sísmicos que habían dejado instalados en las misiones anteriores estuvieron funcionando a tope ¡durante horas!
Como si fuera metálica y casi completamente hueca.
¿Saben ustedes algo más sobre este asunto? Tal vez podamos echar un poco de luz sobre este asunto en próximas fechas, ¿podrían ayudarme en el empeño?

viernes, 12 de octubre de 2018

Nuestra galaxia, ¿sabemos cómo es realmente?



La galaxia, la Vía Láctea, una idea muy primitiva es lo que tenemos.

Una de las ideas que nos impiden progresar es cómo vemos las estrellas y la galaxia que habitamos. Nuestro sol y planeta se encuentra muy, pero que muy lejos del centro galáctico; somos relativamente viejos pues aunque se conocen estrellas que se les calcula una antigüedad superior a los 13.000 millones de años nuestro sol tendría la nada desdeñable edad de unos 4.600 millones de años, e igualmente La Tierra.
Además estamos a una distancia aproximada de unos 26.000 años luz de la zona central de la galaxia, esto es: bastante lejos. Así pues tenemos un sistema solar ya antiguo y alejado de la zona donde “se corta el bacalao” Supongo que conocen esa expresión. Lean a continuación lo que nos cuentan los astrónomos:


Cuanto más cerca del centro galáctico esté una estrella más elementos químicos complejos contendrá, cuanto más alejada del centro o del disco galáctico su composición será de apenas hidrógeno y helio. La galaxia es como un gran centro productor de elementos cada vez más pesados y complejos.
Son frases tomadas de una entrevista a don Carlos Allende, del Instituto de Astrofísica de Canarias, un experto a nivel mundial en estos asuntos.


La composición del Sol es básicamente hidrógeno y helio pero esa antigüedad que tiene le ha permitido llegar a fabricar ya elementos como el silicio, el magnesio y el azufre; incluso hierro en cantidades considerables. Los minerales más pesados que se encuentran en La Tierra como uranio o plomo vinieron de otras estrellas lejanas en el momento de su formación; o al menos así nos lo cuentan.
Así que meditemos un poco este asunto: si cuanto más cerca del centro mayor es la complejidad ¿qué podemos hacer desde nuestra simplicidad? Físicamente no nos es posible acercarnos al Centro Galáctico, al menos por el momento pero intelectivamente nada está fuera de nuestro alcance, en teoría.


Podemos mirar hacia la constelación de Sagitario en esas noches en que se puede ver claramente y viajar de modo intelectivo, fantasioso si ustedes quieren, para intentar conocer cómo es esa zona central. Tal vez nos llevemos la sorpresa de que no es como nos han estado contando en las últimas décadas, lo de que hay “un agujero” que hace girar a toda la galaxia que se traga todo lo que le cae dentro, y nada puede escapar. Eso puede ser tan solo una manera de mirar las cosas.


Más bien lo que puede estar ocurriendo es que el centro provee continuamente de energía e información a toda la galaxia y que cuanto más cerca se encuentre uno ¡mayor complejidad! Afirmar que el centro de la galaxia está cubierto por nubes de gas es decirnos que no saben lo que allí dentro. Una manera de verlo podría ser semejante al iris del ojo humano, cerca del centro la complejidad es impresionante, ¿no les parece? Pero sigue siendo tan solo una manera entre muchas de mirar este complejo asunto.


Seguir dibujando en el cielo constelaciones es muy primitivo, nos da una imagen poco exacta de cómo es la galaxia y por ende el universo; a ver si nos espabilamos que el tema es complejo. Si no me “cortan la luz” o la cabeza seguiré insistiendo en temas como este; con esta manera tan primitiva de pensar no podemos ir muy lejos, y mucho menos al centro. Siempre estaremos en la aldea, con el ganado y las supersticiones, amigos.


martes, 9 de octubre de 2018

La luz, otra idea anticuada y equivocada.



La luz, nuestra escasa comprensión de la energía.

¿Nos suben la luz? ¿Cómo puede ser posible? ¿Cómo es posible que todavía en estas fechas aún lea y escuche decir que nos suben la luz cuando se refieren al recibo de la compañía eléctrica contratada? ¿Acaso todo el consumo eléctrico de un hogar se va en iluminación? Eso no era así ni en los tiempos de mis abuelos.
Demasiadas preguntas que se resumen en una respuesta: tenemos que entender lo que es la energía y sus manifestaciones; vayamos con ello. Lo que comúnmente denominamos luz, la luz visible, es un rango de temperaturas que va aproximadamente de los 2.000 a los 10.000 grados de temperatura Kelvin; la energía, en sí misma, nos resulta oscura o transparente, ¿o acaso pueden ver la energía wifi que están utilizando en este mismo momento?


La luz visible se forma por A) enfriamiento, cuando un cuerpo celeste o un gas se enfría hasta los 10.000º K o menos entonces nos resulta visible, es por ello que vemos en el cielo nocturno estrellas y nebulosas. B) por calentamiento, otro cuerpo celeste, una estrella naciente, va adquiriendo energía y al superar los 2.000º K comienza a hacerse visible. Hace unos días se descubrió la luz del hidrógeno atómico rodeando a las galaxias primitivas, en la línea Lyman-alfa; es un brillo invisible que llena el cielo nocturno, nosotros vemos oscuridad entre las estrellas pero esa energía que proviene de las primeras eras del universo está ahí.

¿Nos suben la luz? En cierto modo, pero nosotros seguimos viendo el cielo nocturno interestelar bien oscuro; yo al menos así lo veo. Lo que sí se ha producido es una subida de la temperatura de la luz solar, que se ha ido del color amarillo al verde, y por ello la vemos con ese blanco tan potente, ¡pero no sabemos aprovecharnos de ello!


La velocidad de la luz es una convención científica tomando como referencia el metro y la celeridad de la luz en el vacío (también podían haber tomado como referencia la luz de un cigarro pues nosotros no vivimos en el vacío) pero en el espacio interestelar las cosas no son así, la energía luminosa emitida por una estrella depende de su constitución interna y por ello emitirá una “luz” de un color (temperatura) que indica su energía y su vibración. Cada “luz” de cada estrella es diferente y diversa su celeridad; además cuando esa energía, para nosotros invisible o luminosa, se topa con un fuerte campo electromagnético también sufre variaciones su vibración y celeridad pues se polariza. También los campos gravitatorios ejercen cambios en la energía, sea luminosa o no. Lo que es constante es el flujo de energía (más clara o más oscura) en el universo, lo otro son medidas de laboratorio y humanas convenciones.
La luz no es constante en el universo y en nuestro país su precio tampoco, pues en su mayor parte se obtiene quemando cosas, (¡neandertales!) y seguirá subiendo hasta que seamos capaces de obtenerla de otro modo y en nuestros propios hogares.


Cuando la energía solar choca contra algo material se produce lo que denominamos luz y calor, al subir de nivel esa energía como estamos observando en las últimas décadas en los planetas se producen tormentas tremendas incluso de dimensiones planetarias como está ocurriendo en Marte, (considerando a Marte un planeta, que no lo es) Tenemos que comenzar a discurrir en términos de energía, y dejarnos ya de hablar de luz y oscuridad (¡neandertales!)
Tenemos que aprender a pensar en términos de eficiencia energética y vibración, un ejemplo que haría sonrojarse a Nikola Tesla: ¿por qué nuestros domicilios, donde “nos suben la luz”, siguen funcionando tanto las luminarias como los aparatos eléctricos a 50 o 60 hertzios en vez de a 500 o 600? Con el ahorro de consumo que ello supondría… (¡nean…)


¿Ustedes recuerdan cuando los monitores de ordenador pasaron a funcionar a 100 hertzios y después a 200? ¡Cuánto mejoró la salud ocular de los trabajadores que los utilizaban! Si Tesla levantara la cabeza haría hacer rodar muchas…testas eléctricas. Un hogar cuya corriente eléctrica funcionara a 600 Hz reduciría enormemente su consumo; pasen esa misma medida a empresas de alto consumo eléctrico, ejemplo: las compañías ferroviarias, los llamados AVE, y hagan cuentas como diría Lukito.
Recuerden: la luz es un rango de temperaturas y frecuencias, variando una y otra cosa podemos mejorar la eficiencia energética. Todo aparato que produce ruido o calor es porque está mal diseñado, ese ruido y ese calor son pérdidas, y se pagan en el recibo mensual.
A ver cuándo nos la bajan…
El Sol está en su período de mínima actividad así que a él no le acusen de subida alguna. Ya verán cuando llegue a su próximo período de máxima actividad, nos vamos a enterar. (¡nean…)

lunes, 8 de octubre de 2018

La Luna, una idea y una proyección.


Como aficionado a la astronomía y la fotografía desde chaval La Luna siempre me ha llamado la atención, el problema era que mi bajo presupuesto no me ha permitido nunca hacerle buenas fotos y cuando he logrado alguna la he desechado; esa foto estaba desenfocada, me decía.
Bien, esta foto que les muestro, tomada el día 22 de septiembre de este año, a las 02.52 horas, no es para desechar si no para meditar. Está realizada poniendo la cámara, una Samsung WB350F, de 21 aumentos ópticos, en modo manual, sin programa alguno o tratamiento de la fotografía. Tan solo la he recortado a lo esencial y reducido su tamaño para poder ponerla en el blog.
Miren bien: Un foco de luz blanco nuclear proyecta una imagen, la imagen que tenemos de La Luna, de cómo es La Luna; la idea que tenemos del satélite. Es eso.


Al invertir la fotografía se hace aún más evidente. Lo que llamamos La Luna es un orificio en el espacio que proyecta una imagen, el satélite con sus montañas y valles. ¿Cómo es posible que si la superficie lunar está compuesta por materiales tan oscuros como el carbón refleje tanta luz? Hagamos más pruebas con la foto.


Jugando con la saturación, el tono, y otras cualidades de la fotografía con un programa de edición se va haciendo más evidente lo que afirmo: el satélite proyecta más luz de la que sería lógico al reflejar la energía que le llega del Sol; su atmósfera es muy escasa según nos han contado, ¿cómo es que produce tanta luz?. Y proyecta una imagen; mi cámara y mi pulso no da para más. Es una foto tirada a  pulso.


Si pasamos la foto a blanco y negro esto es lo que nos muestra. un gran foco de luz, algo que me hace recordar a los focos que se utilizan en cine y fotografía profesional. En lengua española Luna significa: la que ilumina.


Simulando haber tirado la foto en el espectro infrarrojo el resultado es el mismo: un gran foco luminoso.


Saturando ese foco al máximo se ve mejor el truco cinematográfico, holográfico, o como lo queramos llamar.


Algo me dice en esta foto que esta realidad que tomamos por cierta tiene mucho de proyectada. Como si La Luna fuera en realidad un inmenso proyector o conjunto de proyectores que arroja sobre nosotros lo que necesitamos ver, lo que nos han hecho creer, lo que nos siguen imponiendo como "verdad", y no es más a fin de cuentas que una proyección tipo cinematográfica a la cual nosotros asistimos como espectadores.
Les muestro a continuación un vídeo que realicé justo a continuación de la fotografía. Como tengo un pulso tan malo yo intentaba contínuamente que la imagen proyectada coincidiera con la luminosa, ese gran foco, y el resultado es que me aparecen: ¡tres lunas! Como si dentro de ese inmenso foco blanco hubiese un satélite de menor tamaño que proyectara todo lo exterior.
Observen bien y con atención, se oyen los perros y la gente que pasa por la calle a esas horas, el barrio en el que vivo no es muy silencioso que digamos.



¿Conocen la historia del dios Sin? esta deidad era muy popular en la zona que los romanos denominaron Palestina hace milenios, era el Dios Luna, Sin; en masculino, diferente a la Selene, femenino, de los romanos. Como eran tan permisivos con las deidades ajenas ese culto persistió hasta los tiempos de Cristo, su símbolo era la media luna, y fue adoptado como propio por los cristianos especialmente del norte de África.


Después también fue adoptado por los seguidores de Mahoma, llegando al absurdo que cuando estos invaden Hispania derrotando al ejército visigodo la media luna era el signo distintivo tanto de cristianos como de musulmanes, y lo utilizaban en sus templos, mezquitas y tumbas. Tendrían que ser los ástures y cántabros que se revelaron contra el dominio califal árabe los que tomaran el signo de la cruz para diferenciarse de los invasores. La secta crucífera, les llamaban los mahometanos.


Yo he visto tumbas visigodas, como por ejemplo estas que se conservan en el Museo de la ciudad de Burgos, en las que se ve claramente el signo de la media luna. Incluso he visto algunas tumbas en las cuales, tal vez siglos después, alguien borró la media luna y realizó una torpe cruz encima para indicar que los allí enterrados no eran moros sino cristianos.


Las más antiguas representaciones de La Luna siempre muestran el creciente de abajo hacia arriba, no de costado. ¿Nunca se han preguntado el por qué? Veamos unos cuantos ejemplos.



En Babilonia representaban siempre a La Luna de esa forma: el creciente nacía de su parte inferior. Para ellos La Luna era propiedad de un "Señor" que la manejaba para favorecer la fertilidad del planeta.


Los egipcios lo hacían del mismo modo como pueden ver en esta foto.


Los griegos de la época clásica también la veían así.



Los romanos del mismo modo. Selene era la señora de las estrellas.




Ya en época cristiana se la representaba del mismo modo.


Y hay que irse a épocas más modernas para verla tal cual hoy día estamos acostumbrados.
Para mí, personalmente, me resulta muy curioso este asunto. Tal vez con el paso de los siglos La Luna además de alejarse varió su órbita, pasando de una situación más cercana al zenit a la posición actual. La órbita de La Luna con respecto a La Tierra no es idéntica a la de La Tierra con respecto al Sol, y por ello cuando está iluminada podemos ver sus dos polos al mismo tiempo, ¿curioso verdad?


Supongo que saben por qué se producen los eclipses de sol, curiosamente el tamaño del satélite y la distancia de la Tierra al Sol guardan una proporción casi exacta. Pero, ¿ustedes han presenciado un eclipse total? Yo recuerdo el del año 1999, con aquella extraña sombra pasando sobre nuestras cabezas. ¿Por qué provoca un terror irracional? En cierto modo programado e indiscriminado, incluso los animales lo sintieron. Fue como si sintieran frecuencias subsónicas, del tipo que se utilizan en aparatos para ahuyentar a los perros o algo así. ¿Ustedes notaron algo así?


Estos dibujos los hizo Galileo Galilei estudiando los movimientos del satélite; si observan con atención, ¡no veía la misma imagen de La Luna todas las noches! Los cráteres cambiaban de posición. ¡Se mueve! decía el hombre, y se tuvo que desdecir.
La Luna lleva milenios interviniendo en la historia humana, y digo bien: humana, por que los animales no ven La Luna como la vemos nosotros, con todos esos valles y montañas. ¿Por qué? Tal vez sería bueno que fuéramos descubriendo alguno de los secretos del satélite, de su propósito y funcionamiento, por el bien de todos, de toda la humanidad.
Luminosos deseos para ustedes.