viernes, 19 de octubre de 2018

Un recuerdo del Año Jacobeo de 1993. Música por el Camino de Santiago.


Gracias a una revista que conservo os puedo pasar este pequeño recuerdo del Jacobeo 93, ¿alguno de ustedes lo recuerda? Comenzó a afluir mucha gente a Santiago de Compostela para esta magna celebración; por mi afición musical yo recuerdo los conciertos que se dieron para su promoción.
En la foto aparece doña Teresa Berganza y el director Antoni Ros Marbá al frente de la Orquesta Sinfónica de Galicia en uno de los conciertos realizados aquel año.


El artículo dedicado a la Música por el Camino de Santiago está firmado por Frederic Sesé y en él hace un recorrido por los orígenes del Camino y su extrema importancia en la historia de España y Europa entera. Y con el Camino la música, la música de los europeos que llegaban a Galicia con sus cánticos y danzas y regresaban a sus hogares con los gallegos.
Cánticos recogidos en el Códex Calixtinus o en Las Cantigas a Santa María, época medieval.


Nos recuerda también la enorme importancia que tuvo el Monasterio de Las Huelgas, en Burgos, donde se conservan manuscritos del siglo XIII. De Europa llegaban los nuevos aires y costumbres de la mano de los monjes de Cluny y los peregrinos, se fue pasando de la monodia a la polifonía. En el Renacimiento y los siglos posteriores músicos como Tomás Luis de Victoria dedicaron importantes obras al Camino de Santiago y al Patrón de Las Españas, como por entonces se  nombraba al Apóstol Santiago. Un recuerdo para los Maestros de Capilla de la catedral de Compostela, pues hubo más de uno muy importantes en el devenir musical de España.
Y en fin, ahí tenemos a nada más y nada menos que a Plácido Domingo, que aquel año triunfó en Bayreuth, como Embajador del Xacobeo.


¿Recuerdan cómo era la mascota de aquel Año Santo Compostelano? Recuerdo a alguna amistad llamándole El Almejín.