domingo, 5 de mayo de 2019

Con la chova: El Agua y Las Tres Coronas.



Con la chova: El Agua y Las Tres Coronas.

Sigo y seguiré insistiendo en la necesidad de beber agua a diario, una cantidad normal, la que te pida el cuerpo, pero exponiendo el líquido elemento a la luz solar, al menos durante unos quince minutos.
¿No tiene por casa unas jarras y copas bonitas y coloreadas? Algún recuerdo de la abuela, como las que le muestro en la foto. Pues utilícelas para poner en ellas el agua que vaya a beber o para cocinar y en pocos días notará curiosas diferencias.
Lo primero que suele ocurrir, así me lo han comentado, es tener sabor a sal en la boca, pero tan solo los primeros días.
Después puede comenzar a notar cosas mucho más curiosas, y para explicarlo utilizaré conocidas imágenes religiosas, católicas.
Puede comenzar a notar Las Tres Coronas, o al menos una de ellas.


La primera de las coronas, similar a un plato de luz giratoria, se forma sobre la crisma, el lugar del cráneo donde se unen los huesos, y que es donde se hace una bendición especial, con oleo, en el Sacramento del Bautismo.
Sobre su crisma puede comenzar a notar presiones e incluso algún tipo de ruedecilla sigilosa que girara continuamente. Con los ojos cerrados puede comenzar a ver destellos o una especie de niebla luminosa, de una luz muy blanca, como si pasara por el interior de su cuerpo. Eso es bueno, somos seres luminosos y de luz estamos hechos, ya va siendo hora de tenerlo presente.


Le explico: la crisma es el punto de entrada y salida de energía e información del cuerpo humano. Hay como un tipo de ¿canal? Que atraviesa desde ese punto hasta los huesos sacro y cóccix, y el ano. Repito: entrada y ¡salida! De energía e información, es por ello que tenga usted mucho cuidado con andar manipulando la crisma. Una cosa es usar sombrero o gorra y otra hacer tonterías; igualmente no ande ni deje que le anden en su parte inferior, a no ser el proctólogo, y mantenga bien limpio el asunto. No es broma. Usted es un ser de una complejidad asombrosa y durante las veinticuatro horas del día está moviendo energía e información, otra cosa es que hasta ahora no se hubiera dado cuenta.


La segunda corona aparece sobre la coronilla. Si llega a visualizarla observará que tiene tonos dorados y por ella entra y sale de modo constante una maravillosa luz dorada. La coronilla está conectada energéticamente con unas pequeñas glándulas que hay en lo más profundo del cerebro humano. 


Sus efectos primarios es que comenzará a notar sensaciones en su frente. El giro de la coronilla puede llegar a notarse en la frente, como si tuviese ahí un pequeño torbellino, no se asuste, es algo natural.
Suponga durante un minuto que en su frente hubiera algo similar a una ventana, una ventana que si está abierta no solo le permite a usted ver hacia el exterior sino también que otras personas vean en su interior. Bien, la mayoría de las personas que he conocido en este mundo, y he viajado un poco, tiene la ventana cerrada y la persiana bajada completamente, a lo sumo alguno se atreve a achusmar de vez en cuando por un agujerito.
Además, hay mucha gente que ni agujerito siquiera, le trae al pairo su comunidad, la ventana tapiada, cabeza de piedra, bueno hueso duro, no hay input-output. Sus cabezas son inconmovibles, sus creencias imperturbables; suelen ser sacerdotes o similar de algún culto reconocido.
¿El por qué de esto? 
Mire la siguiente imagen.


Lo corriente es que usted siempre haya notado en la frente algo que mi esposa, Aurora, denomina “la banda magnética” Como si tuviésemos puesto una banda o casco, invisible, y que apretase en esa zona, tan propicia a las jaquecas. El agua soleada, con su alta vibración, puede ayudarle a disipar esa zona ciega. Comenzará entonces a ver usted, con los ojos cerrados primero y después ya con ellos abiertos lo que yo denomino Fantasimente, a falta de término mejor.
Si la coronilla está limpia y actúa correctamente usted tendrá acceso al ¿Campo de la Mente Universal? O algo así. Para cualquier problema de relevancia en ese campo podrá encontrar respuesta, pues está formado por la contribución de las más prodigiosas mentes del universo. Cualquier cosa, repito: cualquier problema ahí encontrará la solución.
Pero, si, tiene un pero, solo funciona si usted requiere y actúa de modo comunitario. No es para resolver sus problemas personales, es para toda su comunidad. Ojo, que igual usted ignora cual es su auténtica comunidad; tenga cuidado pues, pues a las primeras de cambio y de querer utilizar de modo egoísta su coronilla ¡volverá a la banda magnética! Y la oscuridad, propia y de su comunidad.


La tercera de las coronas aparece y comenzará a sentirla en la parte posterior del hueso occipital. De nuevo insisto en que no sienta temor alguno, usted es así, y todos los seres humanos de este mundo. Esta corona también conecta un canal de energía que pasa por las glándulas interiores del cerebro y tiene su otra entrada-salida en el entrecejo. Ahí, donde tenemos que depilarnos los hombres auténticos.


En el entrecejo se suelen tener sensaciones desagradables e incluso fuertes punzadas, ello suele ser porque su corona posterior no anda bien, no está limpia o bien sincronizada, algo. Pues es una entrada y salida de información maravillosa, y esta ¡si! Esta es para su personal y único beneficio, para usted, ¡para ti campeón! Que después usted quiera venderla, regalarla o tirarla es cosa suya. Y el volver a tener migrañas y punzadas en la frente.


Espero serle de ayuda con estos sencillos consejos, y ya sabe beba agua. Es muy sana, pero el agua tiene que tener energía y vibración, no puede estar a oscuras, ¡al sol! Nuestro sol produce una maravillosa luz de color verde, un verde algo azulado, aunque nosotros lo veamos blanco; es por poderosas razones este asunto. La luz verde tiene gran cantidad de energía, una alta vibración, y puede por ello transmitir una gran cantidad de información. No hay magia alguna en el asunto; el sol y el planeta, usted y yo estamos hechos así, somos así, y tenemos que funcionar correctamente.
Ya va siendo hora.


El que sus Tres Coronas funcionen correctamente no es cuestión tener una u otra devoción, y mucho menos de ser hombre o mujer. Estamos todos, todos los seres humanos, hechos del mismo modo, todos tenemos corazón y todos las tres maravillosas Coronas. Es hora de darse cuenta.



Por cierto, aunque no venga a cuento les indico que todas las religiones de este mundo, me quedo con la duda del budismo ¿es una religión? Todas han sido el resultado del contacto con extraterrestres, todas fueron en su origen iniciadas por lo que hoy día se denominan contactados. 
El siglo pasado fue fértil en contactos y su siembra fue una profusión de sectas a cual más variopinta. Destructivas todas ellas para el espíritu humano, bueno del mismo modo que las viejas religiones.
¿Qué hacer? ¿Nos reímos un poco?

Adiós, adiós amigos...





No hay comentarios:

Publicar un comentario