domingo, 29 de septiembre de 2019

Dracón y El Abarrón. Antología de cuentos.


Dracón y El Abarrón es mi nuevo libro; lo he subtitulado Antología de cuentos pues aunque el plato fuerte es el primer relato de las aventuras de un grupo de extraterrestres en este planeta el libro se completa con otras historias. Reaparecen en ellas viejos conocidos de anteriores libros como Noer y su prodigiosa familia, Jipi, en esta ocasión tocando la guitarra, y doy entrada a otros nuevos como Red Wine, el último ácrata. Su lectura no os defraudará, estoy seguro.
En este enlace lo podéis adquirir:
Dracón y El Abarrón


Cuando estaba maquinando las historias de Dracón y El Abarrón, que serán doce si me es posible concluirlas, un compañero, enterado que tramaba historias de alienígenas, me inquirió el por qué no escribía sobre las cosas y gentes de este mundo. No necesariamente de las que salen en la televisión y otros medios de comunicación, de la gente con la que te cruzas por la calle.
¿Y qué tienen de interesante? pregunté yo. Pues no se, averígualo, me contestó.
Para eso ya están los cientos de miles de escritores que publican cosas sobre las personas con las que te cruzas por la calle y observan tras las cortinas de las ventanas, y algunos lo hacen muy bien. Yo quiero dejaros algo diferente pues diferente es mi modo de ver las cosas, y así mis cuentos y personajes.
Os pondré un ejemplo: la foto superior, observar. Nos dicen que es el planeta Mercurio, ese es el consenso generalizado. Pues bien, para mi no lo es, no es un planeta.


Otro ejemplo: esta foto nos muestra una zona de lo que denominamos La Luna, un satélite natural de este planeta, este es el consenso generalizado hoy día. Pues bien, para mí no lo es, no es un satélite natural ni orbita a esa distancia por casualidad. Es algo manufacturado.
Tanto lo que llamamos Mercurio como lo que denominamos La Luna son artificiales, manufacturados, vuelvan a mirar las fotos y su curiosa semejanza, y este primer relato y los siguientes nos mostrarán a una serie de personajes, divertidísimos, se pegan mucho pero te ríes bastante con ello, que sí nos pueden guiar, ayudar a encontrar, a aquellos extraterrestres que construyeron y pusieron ahí a La Luna y Mercurio.
¡Se quedará de piedra al descubrirlo!
😆 ¡Es broma!


¿Les interesa? Si quieren leer sobre anodinas vidas de terrícolas programados para nunca escapar de la esclavitud vayan a cualquier librería, física o digital, y adquieran cualquier libro, el primero que pillen. Hablan todos de lo mismo, de vidas artificiales programadas de la cuna a la tumba.
¿Quieren algo diferente? Lean Dracón y El Abarrón.


Por cierto, cuando nosotros, los biológicos habitantes de la Madre Tierra, observamos objetos celestes solemos verlos de piedra, como si su superficie fuera de piedra, esto es debido a las escalas temporales. Nosotros contamos y nos vivimos en años terrestres, de unos 365 días, pero en el espacio galáctico se "vive" en años platónicos, de unos 25.776 años terrestres para hacernos una idea, y es por ello que al observarlos nuestro cerebro los traduce a lo que nos resulta más similar: las piedras.
Para que mejore su comprensión sobre este asunto le pido que haga este cálculo: una "vida normal" en el espacio, de una duración aproximada de 80 años, años platónicos, pasados a años terrestres nos darían una duración de...
¿Se ha quedado de piedra al ver el resultado? 😅


Los protagonistas son encantadores, algo rarillos eso sí pues provienen de lejanos mundos; usted se cruzaría por la calle con ellos y le llamaría la atención su porte y belleza, pero poco más.
Alina, una chica suiza, destaca y mucho y si quisiera influiría mucho en otras jóvenes pero tiene órdenes tajantes de evitar los medios de comunicación y todo tipo de red social. Los que tienen trato con ella a diario aprecian su simple presencia, su encanto extraordinario.


Oleon es un bellezón, no hay modo ni manera de que pueda disimularlo aunque tenga que pasar por una estudiante húngara con acentillo francés de nombre Verónika. Pronto se hará motera y por su afición a los hongos conocerá a estupendos cocineros y sus alocados experimentos culinarios. Aunque para experimentos los de su casero Mikel el teleco y el joven Torres, un frotamigo ingeniero aeroespacial y guapo como para regalar.


También están Leonardo, alias Pepín el indiano, primero de su promoción en la Academia de Oficiales Estelares Arcturianos y aunque se pirre por las chicas rubias de tonto no tiene un pelo; y están Dracón y El Abarrón, algo fuera de lo común. Pero mejor lean el libro y descubran cómo son.
¡Sean los primeros! no se arrepentirán de haber sido los primeros en descubrir a Dracón y El Abarrón.


Otros cuentos como Loot, el gran multiplicador, en La Flor de la Vida,  Red Wine y los ácratax o Jipi en el tren de Matallana persiguen hacerle discurrir a la par que divertirle, hacerle ver algo más, algo que se sale de la programación diaria, con una sonrisa en los labios. Salir del consenso generalizado, de la corriente general, de la burricie humana programada, pero sin malos humores, sin rencores.
¿Me sigue?


Con la chova son una serie de artículos para hacerle a usted, lector de Dracón y El Abarrón, comprender un poco la mentalidad de estos alienígenas, recuerde: son foráneos, no han nacido y criado en este planeta, ¿cómo ven ellos las cosas? ¿por qué no les afecta el hipnótico influjo lunar? ni tampoco el alcohol ni droga conocida.


Para "pensar fuera de la caja" primero ha de darse cuenta usted de ¡está en una caja! Para observar la humana programación primero ha de tener nociones de algoritmos y árboles de decisiones, para...
¡Disfrute con las aventuras de Dracón y El Abarrón!
Deleitar instruyendo es el lema de mi "profesor"
En España se puede adquirir el libro en esta dirección:
Dracón y El Abarrón

viernes, 13 de septiembre de 2019

Boletín de Hospitaleros Voluntarios, septiembre 2019.


BOLETÍN INFORMATIVO Nº 96
Septiembre de 2019

In memoriam
Patricia Ramonet i Llort +8 de junio de 2019
Patricia era una hospitalera que le puso pegas para ir a Grañón después de un par más de experiencias hospitaleras porque “no era su rollo”. Cuando la visité en el albergue, el recordado D. Jesús y ella estaban, mano a mano, en las faenas mientras que el párroco me decía divertido que “no deja que sea yo quien lleve a los peregrinos al coro”.
Patricia, en ese tiempo en el albergue le vio otra dimensión al Camino y aunque ella seguía pensando y sintiendo igual cayó rendida al buen hacer de su hospitalero, lo entendió y lo compartió. La última vez que vino lo hizo con su hija pues querían las dos compartir esta experiencia. Su amiga Lee en Holanda –pues es ahí donde residía- es quien nos avisó de su fallecimiento tras su larga enfermedad.

Xoan García +26 de julio de 2019
Un día después de la fiesta del Apóstol, supimos del fallecimiento de Xoan. Xoan Rompe, el peregrino eterno de las noches de luz y sonido en Grañón, el dandy atildado a su modo, el cocinero imposible, el que estaba ahí para lo que fuera. A pesar de sus dolencias, el Camino seguía en él; Hospitaleros estaba en él. Y nosotros –“los de entonces”- le hemos llorado porque, con ciertos hospitaleros, se va una época que no volverá. Parecía en su enfermedad, también eterno, pero no fue así y lo alistaron para tener dispuestas unas lentejas para los demás peregrinos que vaya llegando al albergue último.

Bernardino Garrido-Lestache +28 de julio de 2019
Bernardino fue uno de los primeros hospitaleros. De Madrid. Durante mucho tiempo fue hospitalero en Logroño, en el albergue municipal y luego, siempre estuvo vinculado a la hospitalidad de diferentes maneras. Era Bernardino una persona seria en su aspecto pero muy cercano; ordenado y cabal que transmitía un profundo sentido de responsabilidad.
Para los tres os pedimos desde el Boletín de Hospitaleros una oración por ellos y sus familias.

UNA PEREGRINACIÓN A SANTO DOMINGO DE LA CALZADA
En julio, un pequeño grupo de hospitaleros voluntarios hizo una también pequeña peregrinación a la catedral de Santo Domingo de la Calzada. Desde el monasterio de Cañas hasta la ciudad del gallo y la gallina, salieron caminando para llegar a Santo Domingo, tener una simpática comida de hermandad en la Casa del Santo y luego, más tarde, visitar la catedral, su museo y asistir a la misa de la tarde con el ánimo dispuesto a ganar el jubileo calceatense.
No hay que olvidar que Santo Domingo fue elegido por nosotros como patrono de Hospitaleros y que en 2012 y bajo el lema Como él abriendo caminos, elegimos la ciudad del Santo como sede del Encuentro anual coincidiendo con otro Año santo Calceatense.


UNA BUENA NOTICIA: ALBERGUE DE PUERTO DE BÉJAR.
En estos tiempos en que cada vez se hace más difícil que la manera que Hospitaleros de la Federación tiene de entender la hospitalidad en el Camino sea comprendida, poder dar aviso de una nueva aventura, de una nueva oportunidad, siempre es buena noticia.
Desde finales de mayo de este año, Hospitaleros está atendiendo el albergue municipal de Puerto de Béjar, en la Vía de la Plata. El albergue, instalado en las antiguas escuelas tras una soberbia restauración, era el anhelo de la asociación de Amigos del Camino de Puerto de Béjar desde hace más de 20 años. Y lo consiguieron.
El día 21 de julio pasado, tuvo lugar la inauguración del establecimiento con la presencia de algunos hospitaleros voluntarios pero –y lo más importante- la asistencia del pueblo entero de “Puerto Béjar” que acompañaron a la Virgen del Carmen durante la bendición del lugar (a la que impusieron una concha peregrina para ser, además de Virgen del pueblo y marinera, Virgen peregrina), las autoridades municipales casi recién estrenadas y muy involucradas también en esta nueva opción para los peregrinos y la asociación de Amigos del Camino de Puerto de Béjar verdaderos artífices de este nuevo albergue de peregrinos que ofrece la tradicional acogida que Hospitaleros lleva años oficiando. Una ocasión para felicitarnos.

COSAS QUE PASAN…CADA VEZ MÁS
Hace tiempo -a la vista de que cada vez son más los voluntarios que desisten de su compromiso durante su estancia en el albergue o (para mi más alarmante) hacen lo que les da la gana o lo diametralmente explicado en los cursillos- hace tiempo digo, que quienes nos dedicamos a organizar a los hospitaleros voluntarios y asistimos a los cursillos pensamos en qué es lo que estamos haciendo mal.
Qué es lo que no llegamos a transmitir, por qué no somos capaces de trasvasar nuestra ilusión a los que –unas horas antes o en sus correos de contacto- explicaban la ilusión de ser hospitaleros, de estar en el Camino, de ayudar a los peregrinos… de devolver algo de lo recibido durante la peregrinación.
Es evidente que no todos los nuevos hospitaleros resultan “rana” pero ya no hablamos de tres o cuatro cada año: hace ya algunas temporadas que notamos que falta compromiso y quizá este año se lleve la palma.
A nadie se puede ocultar que no todo es vida y dulzura –como ocurre en cualquier ámbito de la vida- pero no llegamos a comprender que si alguien quiere prestarse a hacer un voluntariado con los peregrinos en el Camino bajo unas condiciones no solamente explicadas sino aceptadas, cuando llega el momento nada es como esperábamos de esa persona.
Y hablo de quincenas este año en las que hemos tenido que buscar hospitaleros cuando estaba todo pactado porque “ya no voy” o buscado más hospitaleros porque “no es esto lo que
quiero” o buscar a otros hospitaleros porque hay que decir a algunos que se marchen pues su comportamiento no es el que se espera.
Es demoledor ver que el trabajo de una serie de personas –sean o no voluntarias- queda inservible porque no hay compromiso entre quienes dijeron querer ayudar a los peregrinos en su marcha. Es demoledor y cansado.
La falta de empatía con quienes nos hemos prestado a organizar al grupo de Hospitaleros merma las ilusiones de cualquiera –incluso de los inasequibles al desaliento- porque vemos que la masa humana de Hospitaleros está afectada por los mismos males que podemos ver en el Camino: desidia, poco rigor, egoísmo, falta de empatía, mercantilismo o ver cómo segundas oportunidades no sirven para nada y que lo que intentamos esperanzados no tiene el final deseado.
Es cierto y ahí radica nuestra esperanza, que hay hornadas de nuevos hospitaleros cada año que nos hacen ver que la idea de una hospitalidad solidaria es aún posible en el Camino mientras haya personas y entidades que apuesten por ella, pero se hace triste ver que la ilusión que poníamos en personas que terminaban sus cursillos se trastoca al ver al “verdadero yo” que guardaban dentro.
Hay más consideraciones a tener en cuenta que durante años se fueron solventando con buena intención y mejor hacer: las diferencias de edad, de carácter, de idioma… como en el Camino pero ahora sin un mínimo de paciencia o flexibilidad para compartir tiempo y labores; divisiones en el equipo de quincena, creando mal ambiente en el albergue y haciendo que los siguientes hospitaleros tengan la peor de las referencias al comenzar su tiempo.
Otras, ajenas a los propios voluntarios como convivir con personas que están en el mismo albergue, que no son peregrinos ni hospitaleros, que hacen prácticas de universidades –por ejemplo-, que cobran dietas por no hacer nada salvo unas horas de práctica de su formación al día y que son incapaces de tener consideración hacia los voluntarios y su duro trabajo diario.
No parece que sea fácil ser hospitalero en estos tiempos pero lo absolutamente tremendo es que es lograrlo, hacerlo bien, cuestión de nosotros, de los hospitaleros. Cada año, en los cursillos, intentamos entender en un fin de semana las motivaciones de cada uno de los postulantes, cómo pueden encajar mejor según en qué lugares y con quién pero no hay intención de poner de su parte con el fin de solventar los problemas que pudieran sobrevenir.
Con este comentario no englobamos a quienes han hecho de su quincena un oasis para ellos, sus compañeros o los albergues que los acogieron, ni a los que hicieron propios los problemas que se presentaban o ya estaban antes que ellos, a los que se preocuparon de informar de qué cosas se podrían cambiar o solucionar.
Nadie de cuantos se vean en este grupo se sienta aludido o sí. Va destinado a todos nosotros, porque todos formamos parte de este enorme y exitoso grupo de voluntarios que somos marca de calidad en el Camino; pero para seguir siendo referencia hay que remar todos en la misma dirección y lamentablemente, hacer expurgo de lo que no sea bueno para Hospitaleros. Hacer expurgo es casi un oxímoron cuando se coloca cerca de Hospitaleros…verdaderamente una enorme pena.


PARA TERMINAR, ALGO EMOCIONANTE
Como está avisado en los In memorian que abren el Boletín, Xoan García falleció en julio. Durante 7 años fue uno de los protagonistas del espectáculo que se llevaba a cabo en la parroquia de Grañón una vez que el retablo mayor quedó restaurado y que, cuando Xoan se unió a la troupe, dio en llamarse Historia y peregrinos. Por esta razón y por el cariño que en el pueblo tenían a este hospitalero, el pasado día 30 de agosto se puso en marcha este homenaje.
Más de trescientas personas llenaron el templo de San Juan para oír misa con José Ignacio Díaz oficiando y recordando al amigo; recordando que Xoan había escrito alguna vez que en el Camino encontró el espíritu que se llamaba “Hospital de Peregrinos de San Juan Bautista de Grañón”.
A una presentación de PowerPoint con imágenes de Xoan como peregrino, hospitalero, cocinero, profesor de hospitaleros, amigo de Carrasquedo y actor le sucedió la introducción por parte de Rosa Vitoria, Fernando Gimeno y Luis García explicando a los asistentes cómo era el que luego llamaron Espectáculo de Luz y Sonido.
Angel Urbina, como peregrino eterno, se movía por la iglesia como hacía Xoan mientras se oía la voz de éste que terminaba diciendo/despidiéndose en una de estas grabaciones: “Me gustaría estar con vosotros más tiempo y seguir contando historias de este Grañón anclado en el Camino pero éste tira de mí y me lleva a Compostela…vaya mi bendición para vosotros”.


Convocatorias

PEREGRINACIÓN POR EL VALLE DEL SILENCIO 2019
Un año más, planteamos la actividad como una iniciación a la espiritualidad de la peregrinación, como una oferta para los peregrinos a Santiago que quieren iniciarse en caminar con un sentido espiritual, con un acompañamiento espiritual, oracional y litúrgico que ayude a interiorizar y descubrir el sentido religioso que se esconde detrás del caminar con esfuerzo por la naturaleza.
Comenzaremos en Rabanal del Camino para seguir a Compludo, Peñalba de Santiago y San Clemente de Valdueza y acabar en Ponferrada con caminatas diarias de unos 25 kilómetros.
Si estás animado, las inscripciones se harán por orden de solicitud. Las plazas son 15.
Al ser un número reducido, tienen prioridad las personas que aún no han realizado esta peregrinación.
La actividad tendrá lugar los días 17, 18, 19 y 20 de septiembre.
Hemos calculado un precio de 100€ por persona para el alojamiento en albergues, las comidas de ataque en el campo, las cenas y los desayunos en los pueblos. Todo esto se organizará para todos los participantes.
Para inscribirse, y si tienes alguna pregunta o cualquier duda puedes escribirnos a la dirección de mail: allendelosmares@gmail.com Persona de contacto: Allende, teléfono y WhatsApp: 629 075 540
ENCUENTRO ANUAL DE HOSPITALEROS VOLUNTARIOS

Cada año, en el número de septiembre del Boletín de Hospitaleros, sale la convocatoria para el Encuentro anual de Hospitaleros. Debería ser así también en esta ocasión pero por cuestiones de ajustes de tiempo -y del tiempo de los propios voluntarios que organizan el Encuentro- no tenemos aún los datos que deberíamos incluir en la convocatoria. Por esta razón, en este número dejamos constancia de que el Encuentro está en marcha, que será en Tarazona (Zaragoza) los días 6, 7 y 8 de diciembre y que en poco tiempo recibiréis –como hacemos con el Boletín- un boletín especial con la convocatoria a final de septiembre. Os pedimos disculpas. Y una advertencia importante: esto no es la convocatoria al Encuentro, por lo tanto, no escribáis pidiendo participar porque no estará abierto el plazo para inscribirse hasta que no salga y sea enviada la convocatoria con los datos necesarios (lugar, precio…)