sábado, 26 de enero de 2019

Hospitaleros Voluntarios, Nº 93, enero de 2019.

BOLETÍN INFORMATIVO Nº93 Enero de 2019


IM MEMORIAM
Miguel Ángel Aguirrezabalaga Elosegui + 2 de octubre de 2018
El pasado 2 de octubre, falleció en Zarautz a los 69 años de edad, nuestro amigo y hospitalero Miguel Ángel. La verdad, nadie lo esperaba, pues si bien ya comentó que tenía un problema de salud, en absoluto, aún sabiéndolo, esperábamos tan fatal desenlace y tan rápido.
Participaba activamente en la entrega de credenciales que la Asociación de Guipúzcoa realiza en Zarautz a los futuros peregrinos. Igualmente, llevaba ya varios años trabajando  en el albergue de peregrinos que todos los años improvisamos en Zarautz, en Ebro Etxea, tanto en el traslado del material, montaje y desmontaje del albergue, así como atendiendo a los peregrinos como hospitalero; de hecho este año, se había apuntado para hacer un turno al igual que los años anteriores, pero llegada la fecha, nos comentó no estaba del todo bien y que por este año le disculpáramos. (Fernando Imaz)

     Giuseppe Mancino, + 3 de diciembre de 2018

La noticia nos cayó como un rayo: Giuseppe, querido amigo hospitalero, se fue de repente con solo 57 años caminando hacia el Cielo dejándonos contemplando con incredulidad la triste realidad. Solo hace poco más de un mes que los hospitaleros italianos estuvimos junto a él en Valpromaro, disfrutando otro encuentro anual. Giuseppe procedía de Palermo y a los 18 años empezó a servir en los Carabineros. Desde hacía treinta años su puesto estaba en Camaiore, en la Toscana, como vicecomandante. Tuvo que jubilarse con antelación para luchar contra un enemigo de muchas caras al que logró vencer.  De nuevo  se puso al servicio de la comunidad como voluntario en Protección civil, una vida entera dedicada en cuerpo y alma a ayudar a los demás.
En  su tiempo libre comenzó a recorrer caminos en España y en Italia y no resistió la llamada de la hospitalidad. El mundo de la acogida se queda huérfano de una persona llena de humanidad, que sabía escuchar, siempre disponible, cuyos abrazos transmitían fuerza y amor incondicional. Ojalá podamos ser capaces de seguir por el mismo camino. (Laura Monastier)

 Guy Ribera + 2018

 Los hijos de Guy Ribera nos hicieron llegar mediante un precioso tarjetón lleno de sensibilidad, el fallecimiento de su padre, de 86 años. Guy era un francés de origen español como nos explicó en su cursillo de nuevos hospitaleros que amaba España y todo lo relacionado con el Camino. De él recuerdo bien sus acuarelas plasmando los lugares que más le gustaban de los destinos que tuvo como hospitalero y que hablan de su exquisito gusto por las cosas bien hechas. 
 Para los tres y para todos los que nos han adelantado en la hora postrera, pedimos una oración.


ENCUENTRO ANUAL DE HOSPITALEROS VOLUNTARIOS

Como cada año, en la feliz reunión de días festivos de principios de diciembre, Hospitaleros tuvo sus Jornadas anuales, su Cursillo de revisión, su Encuentro de Hospitaleros. El lugar fue Javier, en Navarra, en la Casa de Espiritualidad de los Jesuitas y a los pies del imponente castillo de la familia de San Francisco Javier. Nos reunimos 150 voluntarios venidos de todas partes de España y con presencia de voluntarios brasileños, canadienses, estadounidenses, franceses, italianos, británicos, holandeses…una amalgama que explica el ser de Hospitaleros de la Federación.
Fueron días de reuniones, visitas, comidas de hermandad, fiestas y la decisión final de que los modos de trabajar de Hospitaleros hasta diciembre de 2018 serán válidos para trabajar en 2019.


Encuentro de Hospitaleros Voluntarios. Javier 2018

Tras  28 años trabajando por el Camino y los peregrinos.  A la vista de que, tras todos esos años, el estilo de acogida de Hospitaleros funciona y es modelo para otros. Sabiendo que cada vez son más los peregrinos que quieren participar de este proyecto, creemos que las pautas de funcionamiento de Hospitaleros, nuestros “principios” como Organización, han quedado claramente definidos y que las conclusiones redactadas en el encuentro de Hospitaleros de 2007 en Angosto (Álava) son las que mejor y más concisamente definen nuestro modo de acogida y funcionamiento.
Estas mismas “conclusiones” fueron aceptadas por los hospitaleros asistentes en las sucesivas reuniones anuales, son las que nos han guiado durante el año en curso y seguimos pensando que son válidas para años venideros.

Conclusiones de Hospitaleros Voluntarios 2007 Angosto (Álava) 

La voluntariedad encierra un compromiso de disponibilidad y lleva consigo la aceptación de las pautas que libremente acordamos: Reafirmamos el carácter gratuito del trabajo de los hospitaleros hecho en lugares donde no se cobre por la acogida.  Nos vinculamos a las condiciones reflejadas en la “carta cuestionario” independientemente del albergue donde realicemos nuestra función.  Ayudaremos a promover en el peregrino la reflexión sobre el sentido jacobeo del Camino.  Los hospitaleros procuraremos integrarnos en el lugar donde ejerzamos la hospitalidad.  La acogida será realizada sin ningún tipo de discriminación.
Continuaremos con los cursos de formación: preparación, reciclaje para veteranos, encuentros…  Daremos a conocer nuestra forma de actuar en los albergues.   Por lo tanto, el trabajo de los hospitaleros buscará ante todo el servicio a las necesidades de los peregrinos.  Conclusiones aceptadas por los asistentes a la reunión de Javier 2018 y que serán nuestra guía de trabajo en 2019.                                                                                                                                                                                       Al finalizar las jornadas anuales de Hospitaleros voluntarios, Pedro Robles, peregrino y hospitalero hizo un año más de vocero de los hospitaleros que habían organizado el Encuentro. Y en nombre de ellos se dirigió a los hospitaleros asistentes y a todos los que leerán estas líneas.

Buen día queridos hospitaleros. Aquí aún, utilizamos el masculino neutro, daos entonces por saludados y bienvenidos todos. Fortaleza en compañía, hemos denominado el Encuentro de este año, en Javier; situado en la merindad  de Sangüesa, en la comarca de Sangüesa, la que  vio nacer a San Francisco Javier en el castillo del mismo nombre. Como bien sabéis recibió el sobrenombre de Apóstol de las Indias; estrecho colaborador de Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. Cómo si no, sitos cómo estamos en estos parajes y con los antecedentes  nombrados, hubiésemos podido elegir ningún otro lema para este Encuentro, el vigésimo octavo dígase también, que mejor nos hubiese cuadrado para este Encuentro de la enorme  familia que somos los hospitaleros voluntarios. Leo estas líneas en nombre y representación del grupo de la Organización. Empuje, nos hemos autodenominado.
¿Porqué? pues quizás por nada en especial o si. Digamos que es, no. Veréis: el grupo que formamos la Organización no somos, ni más ni menos, que un grupo de hospitaleros igual a todos y cada uno de vosotros los que estáis aquí presentes y de aquellos que no lo están en este Plenario. Qué mejor comparación pues y que nos perdonen los ingenieros, físicos, profesores, gentes cultivadas presentes y ausentes, que aplicarnos  los principios del concepto de empuje hidrostático. Éste viene del hecho de que la presión de un fluido aumenta con la profundidad y del hecho de que esta presión aumentada, se ejerce en todas las direcciones (Pascal dixit).
Nos vale este ejemplo y estas líneas para asimilarnos a esa fuerza de empuje que nosotros queremos transmitiros y que todos vosotros nos devolvéis multiplicada por mil, cual principio de Arquímedes que nos hace a unos y a otros vivir cada día, con mayor intensidad, esta bonita ilusión que se llama Hospitalidad: recibir al peregrino que llega, no importa quién ni de dónde. Aparece ante el umbral de los albergues y no preguntamos más. Pasa, le decimos, y con esa generosidad que caracteriza la hospitalidad le ofrecemos nuestra atención, nuestro cariño; nuestro corazón. Así ha sido desde el principio de los siglos; así ha sido también desde aquél 1990 cuando Hospitaleros voluntarios inició su andadura.
Se sembró entonces el grano de mostaza de Hospitaleros voluntarios. Hoy es un árbol frondoso con tal empuje que será muy difícil que llegue a secarse porque las raíces somos todos y cada uno de quienes formamos Hosvol.
Fijaos pues queridos compañeros, qué fuerza tan
descomunal brota de cada una de nuestras almas pese a los pesares del Camino actual, de sus pros y de sus contras. No importa: tengamos siempre la sonrisa en los labios, que cuesta muy poco y aún que premia mucho más. Tengamos el alma en paz, porqué brotará a raudales como un inmenso manantial de aguas cristalinas, a través de nuestra mirada. En fin, qué deciros sino que ser hogaño hospitalero voluntario, como antaño lo fueron quienes nos precedieron, es una de las poco abundantes cosas serias y consistentes que se puede ser hoy en día. Así lo deberíamos creer. Mas también deberemos ser prudentes.  La prudencia  es mochila que nunca molesta llevarla con nosotros; que nunca debemos olvidar. Nos ayudará a pensar que no somos perfectos. No bajemos entonces la guardia en nuestro entusiasmo y entrega, no regateemos esfuerzos por esta maravillosa experiencia que es la hospitalidad voluntaria y Hosvol.


Vivacidad, Brío, Ánimo, Dinamismo y Vitalidad son los nombres con los que se ha denominado a los demás grupos. Sinónimos todos ellos de Empuje; gajos de la misma naranja que se llama fortaleza. Esa fortaleza que todos y cada uno de nosotros tenemos, en nuestra forma y manera de ser. Es un dato importante y a tener en cuenta. El joven tendrá el ímpetu de sus años y con ellos su fortaleza física. El decano su experiencia; ambas son igual de importantes y necesarias para esto que nos traemos entre manos llamado hospitalidad. Seamos capaces de conjugar, entre todos, los  verbos colaborar, ayudar, enseñar y tantos otros que llevan al mismo fin: que en la hospitalidad, nuestro compañero sea nuestro primer peregrino.  Desde Javier y en Javier, hay que decir que nunca os desaniméis. No hay nada imposible para aquel que lo intente, dice Alejandro Magno. Intentemos ser buenos y mejores hospitaleros cada día. Sigamos siendo ese grano de mostaza ya sembrado. Contamos con la Fortaleza que nos da la mutua compañía.
Desde el empuje os decimos que aquí nos tenéis y desde el empuje os pedimos que nos acompañéis con vivacidad. Que nos deis brío. Que nos aportéis dinamismo para  insuflarnos vitalidad y como una enredadera que trepa a lo largo del tronco en el que se apoya, así seremos todos: vasos comunicantes en la hospitalidad. A punto de comenzar a escribir estas líneas me llega la desconsoladora noticia que un hospitalero voluntario de allende las fronteras y aquende la experiencia, italiano, partió inesperadamente hacia los albergues celestiales. El hospitalero que les habla dejo su pluma y se entristeció por esa partida tan dolorosa e imprevista. Conoció apenas nada en lo físico a Giuseppe, así se llamaba, pero mucho en el orden humano, demasiado quizá, para no extrañarle. En él, la honradez y el valor, caminaban de su mano.
También D. Jesús se nos fue. El humilde, jacobeo y errante misionero párroco de Grañón y alma de su albergue. Para ellos y para todos los que les precedieron hacia la Casa del Señor nuestro más cariñoso y emocionado recuerdo. A los peregrinos que en los Caminos a Compostela, a Roma o a Jerusalén hayan dado su alma a la eternidad, nuestro más sincero recuerdo; nuestras plegarias  para unos y otros. A vosotros deciros que regreséis con bien a vuestros hogares y como hace ya un centón de años les dijeron en la Compostelana Catedral a los pocos peregrinos que entonces transitábamos el Camino: cuando lleguéis a vuestros hogares decidles a vuestras familias que habéis estado en el Camino, que habéis llegado a Compostela y que sois felices por ello. Pues así os decimos ahora: decidles a vuestros seres queridos que habéis estado en el Encuentro de Javier con otros compañeros que como vosotros aman el Camino y sus afanes; que volvéis felices por ello.
Daros por último, las gracias por vuestra compañía y por vuestro esfuerzo para llegar. Bien os lo merecéis que os las demos. Desde esta inmensa fortaleza  que es Javier por lo que encierra, por lo que significa en el orden espiritual, Ignacio de Loyola y su Compañía de Jesús; así lo hacemos. Que tengáis una feliz, saludable y sencilla Navidad y que sigáis teniendo un buen Camino en vuestras vidas, porque no otra cosa es el Camino sino la vida misma. Gracias.
Ultreia e suseia. Deus adjuvanos et Sancti Iacobi. 


Convocatorias      


CURSOS PARA NUEVOS HOSPITALEROS EN 2018
Se pueden consultar, y sus actualizaciones, en https://www.caminosantiago.org/cpperegrino/hospitaleros/cursos.asp
ESPAÑA Logroño 22/24/2 (La Rioja) Grañón 15-17/3 (La Rioja) Herencia 12/14/4 (Ciudad Real) El Puerto de Santa María 10/12/15 (Cádiz) Navacerrada 24-26/5 (Madrid) contacto: hosvol@caminosantiago.org anahosvol@caminosantiago.org
 ALEMANIA Limburg 15-17/3 contacto: kuni.bahnen@gmx.de anahosvol@caminosantiago.org

FRANCIA Abbaye d’En Calcat 13/15/3 (Occitania) Monastère de Sarrance 26/28/3 (Nueva Aquitania) contacto: cursillo-acsjo@compostelle-toulouse.com   anahosvol@caminosantiago.org
 AUSTRALIA Sydney 19/20/1 (Nueva Gales del Sur) Brisbane 9/10/2 (Queensland) Adelaida 10/11/10 (SA) contacto: hospitalero@outlook.com anahosvol@caminosantiago.org
 CANADÁ Ottawa 2/4/3 (Ontario) Victoria CB 5/7/4(Columbia Británica) Calgary 26/28/4 (Alberta)  contactos: para Ottawa, Tom Friesen en tomfriesen@hotmail.com para Victoria Mary Virtue en maryvirtue@shaw.ca para Calgary, Monique Rigole en https://calgarypilgrims.ca/ anahosvol@caminosantiago.org
 ESTADOS UNIDOS Black Mountain 27/29/3 (Carolina del Norte) Colorado Springs 12/14/9 (Colorado) contacto: hospitalerotraining@americanpilgrims.org anahosvol@caminosantiago.org
 HOLANDA Haaksbergen/Buurse 15/17/11 contacto: wg.hospitaleren@santiago.nl anahosvol@caminosantiago.org
 ITALIA (por extensión de la FEAACS en Italia, para hacer hospitalidad en España o Italia) Vercelli  22-24/2 (Vercelli) Acquapendente 8/10/3 (Viterbo) Valpromaro  26-28/4 (Lucca) contacto: accoglienzapellegrina.corsi@gmail.com Catania 3/5/5 (Sicilia)  contacto: annalisa.schillaci@gmail.com
GRAN BRETAÑA Londres 23/2  contacto: rogerdavies@go-plus.net

BRASIL Nova Petrópolis 12/14/4 (Río Grande de Sul) Sao Paulo 8/10/11 (Sao Paulo) contacto: joaoclazzarini@hotmail.com