martes, 19 de marzo de 2019

Peregrinación a Santo Toribio de Liébana, Primera parte.


A principios de los años 2000 cuando la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León no era tan popular como hoy día decidimos hacer algo "de cierto nivel", que se hablara de nosotros, caramba.
Y qué mejor que ir hasta Santo Toribio de Liébana andando, recordando las romerías de los labradores leoneses a su Santo Patrón Lebaniego.
http://www.caminosantiagoleon.es/


Ir desde la ciudad de León andando nos llevaría más de una semana, mucho cacho. Pero desde el Puerto de Pandetrave y en un par de días sí que era factible. Y ahí nos tienen descargando las pertenencias en el alto del Puerto, un día maravilloso, con los picos nevados y un sol de fábula.
Sí, por entonces había niños en la asociación y venían a las excursiones.


Comenzamos a caminar por la pista forestal que va hacia la Collada de Valdeón.


Vamos caminando teniendo a nuestros pies el Valle de Valdeón, con Santa Marina en primer lugar, y en lo alto el Macizo del Cornión, con las Torres Bermeja y Santa sobresaliendo.




La peña no llevaba prisa alguna y así el guía, don José Buzzi Gracia, no tenía que andar a carreras. Hacíamos paradas a disfrutar del paisaje por cualquier motivo, se supone que somos peregrinos no montañeros.
Las Peñas de Cifuentes y de Liordes están ligeramente nevadas, incluso un viejo chozo de pastor nos invita a parar y quedarnos.


Una última foto con una rubia, muy guapa ella, en la Horcada de Valcavao y nos vamos hacia Cantabria.
http://caminosantiagoleon.blogspot.com/



Unas fuertes pendientes nos llevan hacia la Vega de Valcavao, pasamos raudos bajo la Peña Regaliz. Un poco más adelante un cartel nos indica que entramos en Cantabria.


También tenemos a la vista la Canal y el Tiro de Pedavejo.


Al pasar a Cantabria ya tenemos a la vista el primer objetivo del día: Pido y Espinama allá abajo. ¿A que parece que están cerca esos pueblos? Tardaremos horas en llegar.


A nuestra derecha el Pico Coriscao hace de vigía de nuestros pasos.



Seguimos descendiendo disfrutando de las vistas, ahora toca la Peña Vieja y la Canal de La Jenduda, por donde yo he bajado y subido en alguna ocasión, cuando no funcionaba el teleférico de Fuente De.


Pasamos por las Invernales de Las Berrugas; se mire a dónde se mire el paisaje es espectacular.
https://www.santotoribiodeliebana.es/


Y al fin llegamos a Espinama, primera parte de esta etapa, así pues y como la peña se va comer, mayormente cocido montañés, le pedimos al guía Buzzi que pare un poco, que ya retomaremos la andada rato después.
http://www.espinama.es/


Un libro estupendo para conocer esta ruta y lo que significaron estas romerías, durante siglos, con carros y carretas de labrador, a Santo Toribio de Liébana es este: Ruta Vadiniense, Picos de Europa, Camino de Santiago. De la Asociación de Amigos del Camino de Santiago con ese nombre y radicada en Cistierna, León.
Lo editó el Grupo de Acción Local Montaña de Riaño y lo sacaron adelante con improbo esfuerzo José Fernández Arenas y Juan Carlos Pombar Martínez.
Si lo encuentra no lo deje pasar.
http://www.mriano.com/