miércoles, 29 de mayo de 2019

Boletín de Hospitaleros Voluntarios, mayo 2019.


BOLETÍN INFORMATIVO Nº95 de Hospitaleros Voluntarios
Mayo de 2019

IN MEMORIAM
Wolf Schenider (Lobo) +1 abril de 2019
Fernando Imaz hace este panegírico de Lobo.
Alemán afincado en San Sebastián desde hace ya muchos años, falleció en esta ciudad el pasado 1 de abril de 2019 a los 82 años.
Ya a finales de los 90 había realizado un Camino de Santiago muy personal, pues partió de Almería que, posteriormente, repitió en varias ocasiones y también por distintos caminos.
Como hospitalero, actividad que ha venido realizando desde hace 22 años, creo recordar que la primera vez coincidí con él en Mansilla de las Mulas, donde estuvo unos cuantos años. Posterior, también en las monjas de Astorga y en el Albergue El Pilar de Rabanal y, últimamente, en el albergue de Abla en el camino de Almería (Camino Mozárabe de Santiago)
No era socio de nuestra Asociación de Gipuzkoa, pero le encantaba pasarse por la Asociación algunos martes o jueves, cuando entregamos las credenciales a los peregrinos y con su amplísima experiencia les ayudaba a planificar su camino.
Tenía preparada la mochila para acudir un año más como hospitalero al pueblo de Abla, cuando la muerte le sorprendió de forma repentina.
A su familia y especialmente a su compañera (también de caminos y hospitalera) Ana Luisa, les acompañamos en su dolor, al igual que a los peregrinos que ya no tendrán ocasión de que les acoja en su albergue y alivie tendinitis y contracturas con sus manos sanadoras, llenas de energía.
“Pequeñas losas para construir Calzada y Camino”
El sábado 27 de abril, un grupo de 170 personas entre las que se encontraban 50 niños de diferentes edades y algunos hospitaleros de La Rioja, fuimos en peregrinación a la catedral de Santo Domingo de La Calzada para ganar el Jubileo Calceatense, que se celebra desde el 25 de abril de 2019, con la apertura de la Puerta Santa de la catedral y el traslado de reliquias del Santo, hasta el 12 de enero de 2020 con motivo de los 1.000 años del nacimiento del Santo.
Verdaderamente, pasamos un día muy entrañable. Todo fue sucediendo de manera fácil en un ambiente familiar, de compañerismo. Ayudaba el clima y el bello paisaje primaveral de La Rioja, con sus colinas verdes y amarillas por las plantaciones, las cepas con sus tiernas hojas, la Sierra de La Demanda y el San Lorenzo con su manto blanco y, sobre todo, la marcha alegre de los niños.
En nuestro recorrido nos cruzamos con otros peregrinos de diferentes nacionalidades que caminaban hacia Santiago de Compostela. Hablamos con ellos, les dimos ánimos para continuar y algunos nos explicaron la similitud que encontraban entre este paisaje y el de su lugar natal. Les llamaba la atención el gran número que éramos y la presencia de los niños.
Salimos desde la Abadía Cisterciense de Cañas, tras sellar nuestras credenciales y tomar un chocolate caliente con bizcochos, para llegar a la ciudad del Santo después de recorrer unos 13,5 kilómetros aproximadamente, para atravesar la Puerta Santa de la catedral y conseguir el Jubileo.
Una vez dentro, el Señor Obispo D. Carlos (venía como un peregrino más, al igual que otros sacerdotes de la diócesis riojana entre el grupo) nos dirigió unas palabras como familia cristiana que somos, pero también nos recordó la vida de Domingo de Viloria y el lema de este Jubilar:
“Amando construyó camino”
Y así fue... Domingo de Viloria como bien sabemos construyó una calzada, una iglesia, un puente, desbrozó árboles y construyó un hospital de asistencia a los peregrinos. Los motivos que le movieron fueron varios: su fe, una gran creatividad, el amor a los demás y la necesidad que surge en vida del Santo con las nuevas peregrinaciones carentes de todo tipo de medios, con los penitentes anónimos, creando con ello toda una escuela. Una escuela de hospitalidad peregrina para acoger, consolar, curar y servir al pobre, que en palabras del Señor Obispo, sigue viva, dinámica (Ojalá)
Su legado, nos recuerda D. Carlos, continúa vigente hoy en día, de tal modo que sigue siendo un referente histórico en el Camino de Santiago y un referente social dentro de la hospitalidad.
También nos recordó el privilegio y la importancia del Jubileo como un tiempo de reconciliación con nosotros mismos y con los demás, un tiempo de perdón, un hito para recomenzar el camino de búsqueda de una vida más justa y plena.
¡Casi nada!
A mí, particularmente, reflexionar y recordar estas palabras no deja de producirme cierta inquietud. ¡Corcho! ¿No me diréis qué no es una responsabilidad ser herederos de tal Patrón? Probablemente los hospitaleros que tengan su quincena en los albergues riojanos recibirán peregrinos que caminen con este sentido y hacia esa meta.
Sería bueno que ese significado del año Jubilar Calceatense y la figura de nuestro patrón, Santo Domingo, nos pudiera servir como aliciente para realizar nuestra labor como Hospitaleros Voluntarios, poniendo pequeñas losas, como hizo él, para seguir haciendo “Calzada y Camino”.
Malele-María Martínez


Convocatorias
2019 AÑO JUBILAR CALCEATENSE
Venerado Santo Domingo:
Venimos a tu iglesia un buen número de Hospitaleros voluntarios del Camino de Santiago que durante este año 2009 y en años anteriores, hemos estado colaborando como voluntarios en la acogida a los peregrinos en más de 20 albergues de la Ruta Jacobea. Todos hemos pasado por aquí en alguna ocasión como peregrinos y hemos conocido tu trabajo en su favor y recibido la hospitalidad que en tu ciudad se sigue haciendo.
En esta ciudad se dieron los primeros pasos de los Hospitaleros desde que en 1990 se volvió a hacer realidad en el Camino de Santiago el deseo de algunos peregrinos de devolver al Camino, mediante la hospitalidad, lo que habíamos recibido en nuestra peregrinación. Aquí, junto a tu tumba, celebramos las primeras reuniones en las que se fue perfilando nuestra Organización y nuestro estilo de hospitalidad. Aquí pusimos en ti nuestra oración para que nos iluminaras con tu ejemplo e intercedieras por nosotros ante Dios para que nuestro servicio fuera desinteresado y siempre atento a las necesidades de los peregrinos.
Hoy volvemos a esta catedral para renovar nuestro deseo de ser, como tú, luz en el camino de los peregrinos, de ser hospitalarios en el Camino y en toda nuestra vida. Por tu mediación ofrecemos a Dios nuestro trabajo y el de todos los que en el Camino de Santiago sirven a los peregrinos con generosidad y entrega.
Te pedimos que intercedas por nosotros. Nos ponemos bajo tu protección poderosa para que ese patronazgo nos ayude a perseverar en el servicio a los peregrinos, nos ayude a descubrir a Jesús en los que atendemos y nos ayude a vivir en toda nuestra vida lo que hemos experimentado y vivido en el Camino de Santiago.
Leímos estas palabras ante la tumba de Santo Domingo de la Calzada en octubre de 2009 durante una ceremonia con más de 150 hospitaleros presentes que asistieron al rito de proclamar al Santo constructor, patrón de Hospitaleros voluntarios.
También era Año Jubilar Calceatense; en aquella ocasión por la celebración del CM aniversario del nacimiento de Domingo, el hombre bueno que se convirtió por fe y dedicación en principal benefactor de los peregrinos al abrir caminos, tender puentes y establecer hospitales que allanaran su paso hasta Compostela. Para
Hospitaleros es el modelo a seguir y por ello, el lema de aquel Encuentro fue “Como él, abriendo caminos”.
Diez años después, otro Año Jubilar conmemora la muerte de un hombre considerado santo por sus coetáneos, que sigue siendo modelo para todos los que pretendemos mantener el espíritu fraternal y la acogida tradicional en el Camino de Santiago. Hospitaleros voluntarios de la Federación también acudirá ante la tumba de Santo Domingo para rezar y reafirmar su compromiso con el Camino y los peregrinos.


Hospitaleros voluntarios peregrina a Santo Domingo de la Calzada
Fecha: 13 de julio, sábado.
9 h. Concentración en el Monasterio de Santa María de Cañas. Saludos, explicación de la ruta, breve comentario histórico-artístico, cafés o chocolate y en marcha.
De 9,30 a 11 h. Camino entre Cañas y Cirueña muy interesante y cómodo.
De 11 a 11,30 h. En Cirueña. Descanso. Representación histórica “Fernán González es hecho prisionero”
De 11,30 a 13 h. Camino entre Cirueña y Santo Domingo. Camino marcado con las consabidas flechas amarillas.
13,30 h Comida compartida en el albergue de la Casa del Santo.
Por la tarde, en una hora a determinar, Ritos del Jubileo: entrada por la Puerta del Perdón, oración en la catedral, ofrenda por parte de Hospitaleros voluntarios, recogida de la “Calceatense”... y visita cultural.
Recorrido por alguna de la exposiciones que se muestran en la ciudad.
Despedida y cierre.
Cada uno de los hospitaleros que se animen a unirse a esta peregrinación debe proveerse de un lugar para dormir si es que llegan el día antes y/o se quedan la noche del sábado. De la misma manera, deberemos llevar cada uno de nosotros la comida que compartiremos en Santo Domingo –al estilo de lo que hicimos en Hornillos del Camino al celebrar el XXV aniversario de Hospitaleros o como hacemos en las Cenas internacionales de los Encuentros anuales-. Cada uno de nosotros tendrá que organizarse.
Quien esté pensando en acudir a esta peregrinación, puede ponerse en contacto en anahosvol@caminosantiago.org con el fin de saber –más o menos- cuántos voluntarios podrían presentarse en el evento.